Skip to content

Previsiones para que el PIB retorne a cifras pre-COVID-19

PIB retorne cifras pre-COVID-19

El PIB mundial podría contraerse un 4,7% a lo largo de 2020, según las previsiones realizadas por Euler Hermes, uno de nuestros accionistas.
No obstante, se prevé una recuperación del 4,8% en el próximo ejercicio.

Una de las mayores fuentes de incertidumbre es el conjunto de medidas preventivas y restricciones que los países podrían restaurar, en caso de que los rebrotes de coronavirus continúen avanzando.
Desde el mes de abril, las economías de gran parte del mundo están operando por debajo del 80% de su capacidad.
Ahora, podría prolongar esta situación durante la segunda parte del año, lo que supondría un lastre para el proceso de recuperación.

Retroceso del PIB en las principales regiones económicas

Las economías europeas -y, en general, los países más desarrollados del mundo- han sido las más castigadas en términos de retroceso económico.
El posible incremento de la deuda pública hasta el 101% del PIB global es un buen reflejo de la situación.
Según las estimaciones del FMI, las únicas excepciones a esta caída generalizada del PIB mundial son China y Egipto, que cerrarán el año con un crecimiento del 1% y del 2%.

Caída de la Unión Europea y España

Hasta el momento, Europa ha sido la región económica que más se ha visto afectada.
Particularmente graves son las estimaciones del FMI para Italia y España, para el cierre de 2020, se prevé una reducción del 12,8% en ambos casos.
No obstante, Francia y Reino Unido también sufrirán un importante varapalo, con una merma del 12,5% y 10,2% de su PIB, respectivamente. Por su parte, Alemania cerrará el año con una caída del 8%.
La deuda pública también va a crecer exponencialmente durante este año.
Italia alcanzará, previsiblemente, una deuda del 166,1% de su PIB, seguida de Francia -con un 125,1%-, España -con un 123,8%-, Reino Unido -con un 101,6%- y Alemania -con un 77.2%-.

Retroceso económico en otras regiones

Rusia verá caer su economía un 6,6%. También será notable la caída generalizada en el continente americano, dados los fuertes vínculos en materia de comercio internacional.
De hecho, Argentina y Brasil verán reducido su PIB en un 9,9% y 8,4%, respectivamente.
El retroceso en América del Norte también será muy notable, encabezado por México, único país fuera de la Unión Europea cuyo PIB caerá en dos dígitos 10,5%.
La reducción del PIB en Canadá será del 8,4%, y Estados Unidos sufrirá un acuse del 8%.
En lo que se refiere a la deuda pública, Japón liderará este año el ranking de endeudamiento con un 268% de su PIB comprometido. Estados Unidos se situará como tercera potencia de mayor endeudamiento, con un 141,4%, y Brasil alcanzará el 102,3%

Periodo de recuperación

Las estimaciones publicadas por el FMI a finales de junio señalaban 2021 como año en el que el PIB mundial habrá recuperado los niveles de 2019.
No obstante, uno de los ámbitos de mayor preocupación es el retroceso en los logros en torno a la reducción de la pobreza extrema a lo largo de los últimos 30 años.
Así, los hogares con ingresos más bajos también serán los más afectados por el retroceso económico mundial que, en estos momentos, resulta casi generalizado.
Sea como fuere, en el escenario anticipado por el FMI, China lideraría el crecimiento mundial con un 8,2%. Le seguirían Francia con un 7,3% y Filipinas -con un 6,8%.
Por su parte, España e Italia crecerían a un ritmo del 6,8%, ligeramente por encima de países como Reino Unido o Brasil (6,3%).
La locomotora germana se recuperaría un 5,4%, seguida de Estados Unidos con un 4,5% y Rusia con un 4,1%.

Estímulos fiscales desiguales

A finales de 2022 y principios de 2023, como momento en el que el PIB mundial podría recuperar el terreno perdido.
Alemania, Países Bajos, Suiza y Austria cuentan con estabilizadores automáticos y paquetes fiscales de más impacto, que podrían contribuir a una recuperación más temprana.
En el otro lado de la balanza, Japón, Estados Unidos, España. Reino Unido e Italia presentan mayores debilidades.
Dicho informe recomienda impulsar y complementar las políticas encaminadas a mantener los empleos y la liquidez de las empresas. De lo contrario. Advierte, podría tener lugar una “zombificación” de una gran parte del tejido empresarial.

Recuperación del comercio internacional en 2023

La recuperación del comercio internacional hasta los niveles previos a la crisis también podría demorarse hasta el año 2023.
2020 podría terminar con una contracción del 15% en el tráfico internacional de mercancías; es decir, una caída mayor que la acontecida en 2009, la cual alcanzó el 11%.
Específicamente, los sectores de la energía, metales y transportes ligados a la automoción serán los más perjudicados.
La recuperación comenzará en 2021, pero a un ritmo del 8%, por lo que será necesario esperar a 2023, para completar el proceso de restauración.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler