perspectivas de crecimiento mundial

Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido acerca de la previsible caída del 3% en el PIB mundial, durante este año.
No obstante, este deterioro económico no se va a repartir de igual manera en todos los países. De hecho, el FMI ha identificado un total de 39 economías que crecerán en el presente ejercicio.
En el otro extremo, también ha señalado a un total de 24 países cuyo PIB podría caer más de un 8%.

Países que crecen a pesar del coronavirus

Por norma general, todas las economías mundiales han experimentado un recorte en las previsiones económicas, como consecuencia de la crisis sanitaria. Sin embargo, un importante número de países en desarrollo podría lograr un repunte en sus cifras de crecimiento.

África subsahariana

En primer lugar, destacan los países pertenecientes al África subsahariana, tales como Benin (+4,5%), Uganda (+3,5%), Ruanda (+3,5%), Etiopía (+3,2%) y Senegal (+3%).
Además, el FMI ha anunciado la reducción de la deuda a un total de 25 países, entre los que se incluyen 19 países del continente africano.
Por el contrario, Latinoamérica parece más abocada a la recesión, con el excepcional caso del pequeño estado de Guyana (+52%) que, tras encontrar petróleo, va a comenzar las operaciones de exportación.

Destinos turísticos que evitan la recesión

Por otro lado, sorprenden algunos de los países en los que el turismo tiene un gran peso en su economía y que, sin embargo, podrían sortear la recesión.
Tal es el caso, por ejemplo, de Vietnam (+2,7%), Egipto (+2%) o Indonesia (+0,5%).

Potencias emergentes

Finalmente, vale la pena destacar que dos de las principales economías emergentes lograrán mantenerse en terreno positivo, de acuerdo con las predicciones del FMI: India (+1,9%) y China (+1,2) e Indonesia (+0,5%)
Lectura recomendada:
Señales de recuperación en China tras la COVID-19

Vulnerabilidad de los mercados emergentes

A pesar de las expectativas positivas que el FMI ha depositado en buena parte de los países emergentes, no debemos olvidar que los recursos de estos para hacer frente a la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas son limitados.
En un reciente informe publicado por Euler Hermes, accionista de Solunion, se pone de relieve un conjunto de factores que reflejan los retos a los que estos países van a tener que hacer frente:

  • Salidas masivas de capital, y la consiguiente depreciación de la moneda y pérdida de liquidez.
  • Prolongación del confinamiento, para compensar la escasez de recursos sanitarios.
  • Mayor recesión provocada por confinamientos prolongados.

Lectura recomendada:
Mercados emergentes: cómo luchar contra la COVID-19 sin «lo que sea necesario»

Países con fuerte recesión por el coronavirus

En el otro extremo del análisis del FMI, se encuentran aquellos países que van a experimentar una mayor caída de su PIB.
De hecho, el informe “COVID-19: Quarantined economics”, publicado por Euler Hermes, advierte de que la primera mitad de 2020 se va a caracterizar por una profunda recesión generalizada, seguida de un valle, antes de comenzar el proceso de recuperación.
Lectura recomendada:
“COVID-19: Quarantined economics”

El estrés financiero al que se van a enfrentar las empresas y, en particular, la escasez de liquidez, podría suponer un incremento de las insolvencias del 14% a nivel mundial.
Tan solo en término de exportaciones, cada mes de confinamiento podría acarrear pérdidas globales por valor de 538.000 millones de dólares.

Países con destacada inestabilidad

El caso más grave del listado planteado por el FMI es el de Libia (-59%), a cuya inestabilidad política se unirán la caída del precio del petróleo.

Países dependientes del turismo

Los países más dependientes del turismo tendrán que afrontar una previsible recesión. Algunos ejemplos destacados son Macao (-29%), Aruya (-13%), Islas Seychelles (-10%), Croacia (-9%), Bahamas (-8%) y Maldivas (-8%).

Países europeos con peores expectativas

Por último, los países mediterráneos de la Unión Europea se perfilan como algunos de los más perjudicados.
El caso de Italia (-9%) y España (-8%) es especialmente llamativo, dado que se trata de los dos estados más afectados por la pandemia.
No obstante, Portugal, San Marino, Grecia, Montenegro y la ya mencionada Croacia también podrían experimentar caídas superiores al 8%.