Según un estudio elaborado por los principales bancos europeos de promoción nacional (Bpifrance, British Business Bank, CDP, ICO y KfW), la participación de las pymes en el comercio internacional es sustancialmente inferior al papel que desempeñan en sus mercados nacionales.

De media, menos del 30% de las pymes exportan sus bienes o servicios a otros países de la UE, y tan sólo un 3% dispone de inversiones directas fuera de su país de origen.

En el caso de España, y de acuerdo con los datos del ICO, la cifra de pequeñas y medianas empresas que exportan alcanza el 46%. Sin embargo, experimentan las mismas dificultades que sus vecinos europeos:

  • Falta de información sobre los mercados internacionales.
  • Dificultades para encontrar socios comerciales externos.
  • Compleja burocracia administrativa.
  • Carencia de personal.
  • Dificultades en el acceso a la financiación.

Lectura recomendada:
Consejos para buscar a tu mejor socio en el extranjero
En esta guía, se intenta resolver las dudas más habituales acerca del proceso de internacionalización de tu pyme.

¿Cuáles son los factores que pueden impulsar la internacionalización de tu pyme?

Tradicionalmente, el tamaño de la empresa, su sector de actividad y la antigüedad del negocio han influido drásticamente en la internacionalización del mismo.

Así, el 53% de las empresas medianas exportan; mientras que sólo el 24% de las microempresas lo hacen.

Por otro lado, el 30% de las pymes con una antigüedad de, al menos, 25 años tienen una actividad en el comercio internacional, frente al 15% de aquellas que sólo acumulan 4 años de experiencia en su sector.

Sin embargo, la globalización actual de los mercados ha permitido consolidar una serie de factores que pueden favorecer la internacionalización de tu negocio.

  • Por un lado, los obstáculos al comercio internacional se han reducido drásticamente, gracias a la consolidación de múltiples acuerdos comerciales entre los países.
  • En segundo lugar, la logística y comunicación internacionales han mejorado y se han flexibilizado, contribuyendo a “democratizar” el acceso por parte de cualquier empresa.
  • Finalmente, la tecnología digital ha abierto la puerta a una expansión internacional más rápida y con menores riesgos.

Lecturas recomendadas:
Cómo optimizar las operaciones de logística internacional
Exportaciones online: Retos y aspectos relevantes

¿Cuáles son las opciones de apoyo público disponibles?

En lo que se refiere al apoyo público disponible, debemos distinguir entre aquel que tiene una naturaleza financiera, y el que persigue informar y asesorar a las pymes en su proceso de internacionalización.

Conviene señalar, no obstante, que el grado de conocimiento y utilización de los programas de apoyo público, por parte de las pymes aún es bastante reducido.

De acuerdo con la guía “Apoyo a la internacionalización de las pymes”, publicada por la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea, sólo el 15% de las microempresas y el 27% de las empresas medianas conocen los programas de apoyo público.

Ayuda no financiera

La ayuda de carácter no financiero podría resumirse en estos recursos:

  • Información sobre normativas y oportunidades de mercado.
  • Exposiciones en ferias de comercio internacional.
  • Identificación de potenciales socios comerciales extranjeros.
  • Cooperación en redes empresariales, como los consorcios de exportación.

De acuerdo con la citada guía, el 9% de las pymes españolas recurren a este tipo de apoyo. Eso sitúa a nuestro país por encima de la media europea, pero implica un importante margen de mejora, hasta alcanzar las cifras de Eslovenia (23%) o Chipre (19%).

Apoyo financiero

España se sitúa en el séptimo puesto del ranking europeo, en lo que se refiere a la utilización de estas ayudas, a las que recurre el 10% de nuestras pymes.

Dicho esto, la fuente de financiación de mayor calado a la que las pymes pueden acceder es el conjunto de Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (FESI).

Estos fondos están sometidos a los objetivos establecidos en la estrategia Europa 2020, los cuales, además, son discriminados por los propios Estados miembros, en función de sus necesidades de desarrollo prioritarias.
Concretamente, los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) son los que tienen un mayor impacto en las pymes.
Aquellas empresas, entes públicos o instituciones educativas que deseen solicitar este tipo de ayudas, deben presentar un proyecto, solicitando la cofinanciación de la UE. Para ello, deben:

  • Definir el alcance y duración del proyecto, así como sus objetivos, fases, presupuesto, calendario y plan de financiación.
  • Buscar la información referente a los programas operativos de su región, así como la autoridad competente.
  • Presentar su proyecto en la convocatoria de propuestas adecuada.

Además de los mencionados Fondos Estructurales, las pymes también pueden beneficiarse de otros planes comunitarios de financiación, especialmente diseñados para su internacionalización.
Se trata de ayudas a organizaciones intermediarias y entes públicos activos en el campo de la internacionalización, que ayudan a las pyme a introducirse en mercados fuera de la UE.

Definición de un plan estratégico


Por último, me gustaría destacar la necesidad de que el proceso de internacionalización se vea precedido por un adecuado plan estratégico.

  • En primer lugar, se ha de realizar una auditoría del negocio, para verificar que se dispone de una estructura administrativa y logística, así como del pulmón financiero necesario para acometer operaciones de comercio internacional.
  • Acto seguido, se ha de llevar a cabo un estudio de mercado, en el que se identifiquen las oportunidades de negocio, la presencia de competidores y la disponibilidad de canales de distribución.
  • Además, se ha de constatar el nivel de competitividad adecuado por parte de la pyme respecto al mercado que se desea abordar.
  • Finalmente, se ha definir un calendario para el despliegue de las operaciones.

Lectura recomendada:

Internacionalización de pymes: Cómo identificar oportunidades de exportación

Confío en que estos consejos e instrucciones contribuyan a allanar el camino para la internacionalización de tu pequeña o mediana empresa. No dudes en consultarme para conocer cómo puedo ayudarte a identificar las mejores oportunidades y filtrar a tus potenciales clientes extranjeros.