Skip to content

El precio del combustible bate récords tras el estallido de la guerra

combustible

El conflicto bélico que recientemente se ha desatado entre Rusia y Ucrania ha acuciado la escalada del precio del petróleo. A comienzos de marzo, el precio del barril Brent, de referencia en la Unión Europea, ha vuelto a cotizar alrededor de los 120 dólares nueve años después. Todo parece indicar que seguirá al alza durante buena parte del año.

Por su lado, el barril West Texas Intermediate (WTI), referencia para Estados Unidos, ha sobrepasado los 116 dólares. En consecuencia, el precio de los combustibles también se ha incrementado, lo cual tiene repercusión no solo en el bolsillo de los consumidores, sino también sobre los costes industriales.

El precio del combustible bate récords históricos

El mes de marzo ha sido testigo del repunte de ambos carburantes, con crecimientos de prácticamente dos dígitos. Concretamente, el precio de la gasolina ha superado los 1,6 euros por litro, de acuerdo con los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Por su lado, el precio medio del litro de gasóleo ronda los 1,5 euros. 

Estas cifras suponen que el depósito de gasolina se ha encarecido un 25% en los últimos 12 meses. De igual modo, llenar el tanque con diésel cuesta ahora un 28% más que hace un año. Lejos quedan las caídas protagonizadas durante el cierre del pasado ejercicio.

Vuelve a consolidarse una tendencia alcista que comenzó a finales de 2020 y que, salvo contadas excepciones, no ha dado tregua.

Por debajo de la media europea

A pesar de la notable escalada de precios, unida a las recientes subidas impositivas, el precio final del combustible en España sigue por debajo de la media de la Unión Europea.

En el Viejo Continente, la gasolina se sitúa en torno a 1,75 euros el litro (1,83 en la zona euro); y el diésel lo hace en 1,63 euros por litro (1,68 en la zona euro). Esto se debe a que, a pesar de las circunstancias, la presión fiscal sigue siendo algo más reducida que la media europea.

Aumento en la demanda de combustible

La recuperación económica durante el año 2021 ha traído consigo el aumento en la demanda de los carburantes. Sin embargo, aún no se ha producido un ajuste por parte de los productores.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se había propuesto continuar con su incremento mensual de la producción de crudo en 400.000 barriles diarios.

Cabría haber esperado un cambio de planes tras el estallido de la guerra en Ucrania. Sin embargo, la OPEP no alteró sus planes durante el mes de febrero.

Incertidumbre por los tipos de interés

Por otra parte, los bancos centrales han comenzado a realizar correcciones al alza en los tipos de interés.

La incertidumbre en torno a la evolución de las políticas monetarias supone un escollo para la acometida de nuevos proyectos, lo cual genera una presión inflacionista en el combustible como medida de protección.

Caída de la inversión en proyectos vinculados al petróleo

El acuerdo alcanzado en la cumbre climática de Glasgow (COP 26) supuso la finalización de la financiación pública de los proyectos ligados con las energías fósiles a partir de 2022. En consecuencia, la búsqueda de nuevos pozos petrolíferos, así como el desarrollo de nuevas técnicas extractivas, van a verse considerablemente reducidas a partir de ahora.

Esto constituye otro factor limitante de la oferta de crudo y una causa añadida al incremento de los precios.

La transición energética tiene sus ojos puestos en las energías renovables, así como los eco-combustibles. No obstante, hasta que no se haya producido una transformación industrial profunda, que reduzca significativamente la dependencia del petróleo, la recuperación económica seguirá planteando escenarios como este.

Perspectivas del barril Brent en los 185 dólares

Es necesario remontarse al año 2013 para encontrar el barril Brent por encima de los 119 dólares. Por otro lado, la última vez que se superó la barrera psicológica de los 120 fue el 25 de abril de 2012.

De acuerdo con las últimas proyecciones de JP Morgan, el precio del barril podría alcanzar los 185 dólares a finales de año. Según esta financiera, el conflicto entre Ucrania y Rusia afecta notablemente al precio del crudo, debido a la dependencia europea, respecto al suministro de petróleo y gas natural por parte de Rusia. Este país es el tercer mayor productor de petróleo del mundo, así como el primer exportador.

Por ahora, las sanciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos han exceptuado el comercio internacional del combustible.

La subida del precio del petróleo es tan solo una corrección de los mercados ante las perspectivas del contexto geopolítico. Sin embargo, cabe preguntarse qué ocurrirá si el conflicto se prolonga y el crudo ruso es expulsado de los mercados occidentales.

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas