Skip to content

Qué se necesita para un seguro de Caución: requisitos

seguro de caución

El seguro de Caución es la opción más eficaz cuando se necesita presentar una garantía económica. Ahora bien, su contratación implica el cumplimiento de una serie de condiciones.

Requisitos del seguro de Caución

Las condiciones del seguro de Caución pueden resumirse en los siguientes grandes bloques:

  • Disponibilidad para autónomos y empresas.
  • Estudio de viabilidad.
  • Documentación financiera.
  • Documentación de la actividad económica.
Si aún no conoces las ventajas de este producto financiero, te recomendamos esta otra guía:

Disponibilidad para profesionales autónomos y empresas

En primer lugar, cabe señalar que este seguro puede ser contratado, tanto por particulares profesionales, como por empresas.

De esa forma, cualquier persona o negocio que busque una alternativa al aval bancario o al depósito de un importe en efectivo, puede beneficiarse del seguro de Caución.

Concretamente, en el caso de la contratación por parte de personas físicas, se deben cumplir una serie de requisitos preliminares (mayoría de edad, documentación en regla, ausencia de antecedentes penales) y presentar documentación básica. 

Más adelante, procedemos a indicar la documentación habitualmente solicitada a las personas jurídicas.

Estudio de viabilidad

Una vez presentada la documentación básica, el primer paso de la contratación de este seguro es someterse a un análisis patrimonial y de solvencia.

Conviene recordar que el seguro de Caución implica que la aseguradora responde en el caso de que la obligación pactada no sea cumplida.

Por lo tanto, se debe evaluar la capacidad financiera del solicitante, para hacer frente a sus obligaciones.

Para ello, se han de presentar una serie de documentos, que procedemos a indicar en la siguiente sección.

Qué documentación se necesita para contratar un seguro de Caución

En este caso, se debe distinguir entre los documentos habitualmente solicitados a las personas físicas, y aquellos requeridos a las empresas.

Documentación de profesionales autónomos

En el caso de las personas físicas, se recurre a la última declaración de la renta, así como información referente a su actividad profesional y la cartera de clientes.

Documentación de empresas

En el caso de las sociedades, se suelen solicitar las cuentas anuales, así como las declaraciones de impuestos de IVA y sociedades.

Más específicamente, los requisitos documentales pueden incluir, por ejemplo:

  • Estados Financieros auditados de los dos últimos ejercicios (EEFF Consolidados y Organigrama en caso de Grupos de Empresas). 
  • Si no hubiera la obligación de auditar, se solicita la presentación de los EEFF depositados en el Registro Mercantil, así como el Impuesto de Sociedades.
  • Resultados provisionales del último ejercicio no cerrado (EEFF Consolidados en caso de Grupos de Empresas).
  • Dossier de la actividad económica.

Por otro lado, los requisitos de referencia pueden abarcar:

  • Que se trate de una empresa con un mínimo específico de años en funcionamiento.
  • Disponga de un patrimonio neto superior a un determinado importe.
  • Que tenga una facturación anual de un determinado volumen. 
  • No haya presentado perdidas en los últimos ejercicios, ni incidencias de impagos.

Por último, en el caso de empresas de reciente creación, que aún no han realizado su primera presentación de cuentas oficiales, la aseguradora puede solicitar otras garantías para el estudio.

Además de esta información financiera básica, es posible que se requiera información complementaria, la cual puede variar en función del sector y tipo de seguro de Ccaución contratado.

Entre los datos más destacados, figuran la cartera de clientes o referencias comerciales, gracias a la cual se pueda verificar la calidad de los trabajos que el profesional o la empresa solicitante de la garantía ha realizado con anterioridad.

Que no necesitas para contratar un seguro de Caución

Una vez cumplidas las condiciones indicadas, se puede comprobar que el seguro de Caución libera a tu negocio de otras obligaciones que sí son necesarias en productos financieros semejantes.

No hay inmovilización de fondos

Tal es el caso del aval bancario, en el cual puede ser necesario inmovilizar determinada cantidad de fondos propios, como contrapartida del aval.

No hay incremento del riesgo

En segundo lugar, tampoco se genera un incremento del perfil de riesgo. Esto se debe a que el seguro de Caución no computa como riesgo en la Central de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

No hay responsabilidad solidaria

Finalmente, en el caso de las sociedades de garantía recíproca, también se evita la responsabilidad compartida de forma solidaria con el resto de participantes societarios, en el caso de incumplimiento.

Confiamos en que esta información facilite la contratación del seguro de Ccaución, para tsu negocio o empresa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler