seguro de caución

El seguro de caución es un tipo de contrato de seguro, a través del cual el asegurador se compromete a indemnizar al asegurado por cualesquiera perjuicios que sufra si el tomador del seguro incumple con las obligaciones contractuales o legales que pueda tener con éste.
Está regulado por el artículo 68 de la Ley del Contrato de Seguro.
Fundamentalmente, es un tipo de seguro al que se recurre cuando una de las partes de un contrato requiere que la otra establezca una garantía de que va a cumplir con sus obligaciones. Por este motivo, también se lo conoce como seguro de garantía.
En la práctica, y suponiendo que el tomador incumpla con sus obligaciones, la aseguradora pagará la deuda contraída por éste con el asegurado, o bien le indemnizará por los daños ocasionados, reservándose el derecho de actuar contra el tomador del seguro en caso de que el incumplimiento de sus obligaciones se deba a causas que se le puedan imputar.

Cuáles son las finalidades del seguro de caución

Como ya hemos indicado al comienzo, este seguro funciona como una garantía de cumplimiento contractual. No obstante, puede utilizarse con múltiples finalidades. Éstos son algunos ejemplos destacados:

Garantía de oferta

En el caso de concursos y subastas, este seguro garantiza la emisión de una oferta o licitación, respaldando así la seriedad de la oferta. Por norma general, el importe de la garantía cubre un porcentaje del precio de la obra a concurso.

Garantía de ejecución

Ésta es la finalidad básica del seguro de caución, mediante la cual se garantiza que el tomador va a cumplir con sus obligaciones contractuales, ateniéndose a las condiciones pactadas.

Garantía de anticipo

En este caso, suele tratarse de contratos de obra en los que el contratista recibe un anticipo pactado, y se garantiza que dicho importe se destine a la obra.

Garantía de calidad

Gracias al seguro de caución, se puede garantizar que el producto o servicio prestado cumplen con determinados niveles de calidad, para lo cual se pacta un plazo de tiempo, y se procede a indemnizar por los posibles defectos de fabricación. También se la conoce como garantía de mantenimiento, y se suele aplicar a los contratos de obra, suministro o gestión.

Garantía de tránsito aduanero

Finalmente, los servicios aduaneros también pueden exigir la contratación de una póliza de caución, con el fin de garantizar el pago de la deuda tributaria cuando una mercancía importada y con destino en el exterior no termina saliendo del país.

Garantía de aplazamiento de impuestos

Habitualmente, se destina a pymes y autónomos, con el fin de que puedan aplazar el pago de cualquier impuesto adeudado a la Agencia Tributaria, como el IVA, IAE, IRPF, etc.

Garantía judicial

Este seguro también es utilizado para garantizar que las partes de un litigio cumplen con las obligaciones que emanen de su resolución.
Teniendo en cuenta los distintos fines para los que se puede utilizar el seguro de caución, suelen distinguir diversas pólizas como, por ejemplo:

  • Póliza de fianza a favor de la admón.
  • Póliza de fianza personal privada.
  • Póliza de fianza para depositario de mercancías.
  • Póliza de garantía de licitación en contratos de obras y suministros.
  • Póliza en garantía de las obligaciones contraídas por las autoridades aduaneras.

Cuáles son las ventajas del seguro de caución

Desde la perspectiva del tomador, la principal ventaja del seguro de caución es la posibilidad de poder conservar su activo circulante, en lugar de verse obligado a depositarlo como fianza o aval para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones.
De hecho, a menudo, se lo compara con el aval bancario a la hora de valorar sus principales ventajas.

No computación de riesgo en CIRBE

La póliza de caución no computa como riesgo en la Central de Información de Riesgos del Banco de España; gracias a lo cual el perfil crediticio de la empresa no se resiente a la hora de solicitar financiación con una entidad financiera.

Menor coste

Por regla general, la prima de un seguro de caución tiene un menor coste que los gastos de estudio, apertura y cancelación de un aval bancario.

Flexibilidad

Igualmente, las aseguradoras tienden a disponer de una amplia oferta de seguros de caución, adaptándose a las circunstancias y necesidades de cada cliente.

Ahora que ya sabes qué es el seguro de caución y cómo funciona, quizá te interese éste otro artículo:
Cuáles son las diferencias entre el seguro de crédito y el seguro de caución