Skip to content

¿Cómo serán los consumidores después del COVID-19?

consumidores después del COVID-19

Los hábitos de los consumidores están viéndose alterados como consecuencia de la pandemia de COVID-19.
En primer lugar, las medidas de confinamiento han provocado un aumento de las compras a través de Internet.
Además, las prioridades del consumidor se están viendo alteradas, no solo desde el punto de vista coyuntural, sino también en una concepción más amplia del funcionamiento de nuestra sociedad.

¿Cambiarán estos hábitos de consumo en un futuro?

Estos cambios podrían adquirir un carácter estructural, lo que supondría una modificación permanente de los hábitos de consumo, y la necesaria adaptación por parte de los sectores afectados.

Modificación en la distribución de la renta y criterios de consumo

De acuerdo con el reciente informe “IPG Mediabrands Spotlight”, la distribución de la renta de los españoles va a experimentar una notable modificación, una vez haya finalizado la crisis sanitaria, así como a partir de 2021.

  • Por una parte, el ahorro se verá incrementado en un 40%.
  • El gasto destinado a alimentación también se incrementará en un 2%.
  • Mientras que el consumo en los sectores retail, hostelería y viajes se verá reducido.

En lo que concierne a los criterios y motivaciones de consumo, el citado informe destaca cinco factores clave:

  • Seguridad del producto, tanto durante la compra como durante su consumo.
  • Estilo de vida saludable, con un 70% de consumidores que afirman querer reforzar su inmunidad física.
  • Relación calidad-precio, debido al perjuicio financiero sufrido como consecuencia de la paralización de la economía.
  • Compromiso medioambiental, con un 64% de consumidores que se muestran más proclives a comprar productos ecológicos.
  • Consumo dentro del hogar, en sustitución de alternativas en el exterior.

Aumento del comercio electrónico

El comercio electrónico ya estaba experimentando un crecimiento constante de manera previa a la crisis.
Sin embargo, la pandemia del coronavirus podría ser el catalizador que contribuya a superar la resistencia de los consumidores más escépticos.
En primer lugar, el confinamiento ha trasladado al interior de los hogares determinadas actividades que antes tenían una mayor presencia en el exterior, o bien ha acrecentado hábitos de la vida dentro del hogar. Tal es el caso del consumo de contenido audiovisual en streaming, las videoconferencias, y el alcohol.
No obstante, el factor más significativo es el aumento de nuevos consumidores online, que el “Barómetro COVID-19”, realizado por la consultora Kantar, ha situado en un 9,6%.
Lectura recomendada:
Las ventas de comercio online se disparan en España por el COVID-19

Mayor percepción de la responsabilidad social corporativa

Aquellas marcas que están participando activamente en labores informativas sobre el coronavirus, así como con donaciones u otras medidas específicas de ayuda, también podrían verse beneficiadas.
El citado informe de la consultora IPG Mediabrands corrobora que el 59% de los consumidores considera que la imagen de marca de estas empresas se verá reforzada.
Un informe de la consultora LLYC se expresa en la misma línea, poniendo énfasis en aquellas marcas que se adapten a las conversaciones que los usuarios están llevando a cabo en las redes sociales.
Por contra, aquellas marcas que se mantengan indiferentes o paralicen su actividad publicitaria podrían perder un 7% adicional de sus ventas en el corto plazo, y hasta un 12% en el largo plazo.

Sectores favorecidos por el coronavirus y

oportunidades de negocio
Para finalizar, es posible identificar un conjunto de sectores que, previsiblemente, se verán reforzados tras la crisis de la COVID-19.

Big Data e Inteligencia Artificial

La utilización del Big Data para hacer frente al coronavirus es uno de los grandes debates que están teniendo lugar en estos momentos.
Con independencia de que se logre un consenso antes de la finalización de la crisis, es probable que esta tecnología termine encontrando casos de uso válidos, no solo en la gestión sanitaria, sino en múltiples sectores.
Lectura recomendada:
La importancia del Big Data en la gestión sanitaria

Alimentación a domicilio

El sector de la alimentación a domicilio no solo está resultando clave para determinados hogares. También podría experimentar un fuerte repunte tras la crisis. No obstante, tendrá que hacer frente a los grandes gigantes tecnológicos como Amazon, si quiere ser capaz de encontrar un modelo de negocio rentable.

Cadena de suministro de alimentos

La estabilidad de la cadena de suministro, especialmente la que afecta a los alimentos de primera necesidad, se ha manifestado como un factor clave para la estabilidad de cualquier país.
Es probable que los gobiernos refuercen la industrialización agroalimentaria una vez finalice la crisis sanitaria.

Tecnologías de la información y la comunicación

Además del Big Data, la tecnología de la información podría cobrar aún mayor protagonismo, tanto en lo que concierne a los proveedores de infraestructura (centros de datos y ciberseguridad), como los sectores más volcados en el gran consumo.

Sector farmacéutico

Por último, el sector farmacéutico va a continuar ganando protagonismo, debido al crecimiento de la preocupación por la salud y la percepción de vulnerabilidad por parte de la ciudadanía.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler