La utilización de la tecnología blockchain (cadena de bloques) en el sector logístico aporta importantes ventajas en términos de seguridad, transparencia y eficiencia.

Sin embargo, su aplicación es aún minoritaria. De acuerdo con las cifras del “MHI Annual Industry Survey”, publicado en 2018, tan sólo el 11% de los responsables del sector consideran tener un conocimiento práctico de esta tecnología.

Breve introducción a la cadena de bloques


Con el fin de que puedas entender mejor las aplicaciones y ventajas de la cadena de bloques, permíteme explicarte brevemente su funcionamiento.

Como quizá ya sepas, la cadena de bloques es la tecnología que ha hecho posible el funcionamiento de las criptomonedas como el Bitcoin o el Ether.

Consiste en una especie de registro digital, que se vale de una red de bases de datos replicadas, descentralizadas y distribuidas entre todos los usuarios.

Básicamente, la red es un conjunto de ordenadores que operan como nodos en una red peer-to-peer (P2P). Todos los ordenadores están conectados entre sí, mediante un protocolo común de almacenamiento y validación de los datos; es decir, la información no se almacena en un único lugar, sino de forma totalmente distribuida. Así resulta imposible robar o modificar ilegítimamente los datos contenidos en cualquiera de los nodos.

Ventajas que puede aportar la tecnología blockchain a la logística


A la hora de analizar el impacto y ventajas de esta tecnología en el sector logístico, podemos distinguir entre:

Ventajas para pequeños proveedores de servicios de transporte


Según el informe “Cómo impacta blockchain en la Logística 4.0”, publicado por Indra, las pymes y autónomos ligados al transporte van a beneficiarse de la siguiente manera.

Limitación de intermediarios


La fiabilidad de esta tecnología permite crear comunidades de usuarios autogestionadas, y vinculadas por normas de obligado cumplimiento. Así mismo, el uso de smart contracts o contratos inteligentes agiliza las negociaciones y supone la automatización de procesos entre las empresas.

El resultado es que los intermediarios tradicionales dejan de ser necesarios.

Identidad digital


Estos proveedores pueden acreditar su documentación e identidad de forma segura, inequívoca y automática.

Mejora de la confianza entre actores


El hecho de que todas las transacciones que lleven a cabo los actores de la cadena de suministro queden registradas de forma inalterable incrementa la fiabilidad de sus relaciones.

Fiabilidad de las características de los proveedores


Igualmente, dado que el histórico de actividades de cada proveedor queda registrado de forma inalterable, es muy sencillo contrastar su reputación e imagen profesional con la realidad de sus servicios.

Ventajas para distribuidores y operadores logísticos


Por otro lado, las medianas y grandes empresas del sector logístico van a beneficiarse tanto en el ámbito de la transparencia de sus procesos, como en el de la interoperabilidad con el resto de actores del mercado.

Mayor transparencia


Cada operador logístico puede registrar en la red común toda la información que considere oportuna respecto a su operativa en tiempo real; así como regular la accesibilidad a esa información por parte de terceros.

Dado que la información registrada es inmutable, esta tecnología permite ofrecer un nivel de transparencia inédito.

Reducción de costes de integración IT


La colaboración entre los operadores logísticos y los clientes suele requerir la integración de los sistemas IT de cada empresa. Sin embargo, con las redes comunes de blockchain, la integración entre sistemas es mucho más sencilla.

Mayor trazabilidad


Gracias al IoT (Internet de las cosas), la tecnología blockchain puede proporcionar una excelente trazabilidad de los productos transportados.

Todos los actores de la cadena de suministro pueden acceder a una red común de información fidedigna.

Obviamente, el contexto ideal es aquel en el que todos los integrantes de la cadena logística participen en dicha red.

Mejora de los procesos


La utilización de smart contracts va a suponer una reducción de los costes y un incremento en la eficiencia de los procesos.

Estos quedan quedan automatizados, lo cual agiliza su ejecución y limita los errores humanos.

Nuevos productos financieros y seguridad en los pagos


Gracias a los sistemas de encriptación y la fiabilidad de la información, las entidades financieras van a poder proporcionar una mayor seguridad y rapidez en los pagos.

Además, la certidumbre de los datos registrados en la red de blockchain permite ofrecer modelos de financiación y seguros más flexibles y ajustados a la realidad de los operadores logísticos y la de sus clientes.

Fidelización de clientes


Por último, es factible esperar que los propios operadores logísticos creen sus propias criptomonedas con las que ofrecer mecanismos de recompensa y fidelización de sus clients.

Oportunidades de negocio en el sector logístico gracias a la cadena de bloques


La tecnología
blockchain está abriendo la puerta a nuevos modelos de negocio, así como una mejora sustancial en las condiciones de los actuales.

Mejora de las condiciones de trabajo


Por un lado, es posible mejorar sustancialmente las condiciones de trabajo de las pymes, trabajadores autónomos y, en general, los profesionales ligados al servicio de transporte.

Su operativa no solo se puede realizar con más agilidad, sino que también pueden acreditar más fácilmente la calidad de su servicio.

Nuevos modelos de economía colaborativa


En segundo lugar, es previsible que la blockchain se convierta en el ingrediente clave para hacer posible los nuevos modelos de negocio, basados en la economía colaborativa.

Esta corriente de innovación empresarial siempre ha demandado sistemas que permitan la autogestión por parte de los usuarios, para lo cual era imprescindible garantizar transparencia y confianza entre los mismos. Ahora es posible.

Transporte de mercancías de alto valor


Finalmente, la tecnología blockchain también va a agilizar y reducir los costes en el transporte de mercancías de alto valor.

Tanto las aseguradoras, como los propios clientes siempre han valorado y exigido disponer de la mayor cantidad posible de información respecto al origen de las mercancías, la titularidad de las mismas y cada una de las etapas atravesadas durante su transporte.

Ahora, los operadores están en disposición de ofrecer un óptimo nivel de trazabilidad y transparencia.

Esto permite optimizar el uso de las primas del seguro, y garantizar la máxima calidad del servicio a los clientes.