Skip to content

¿Qué son los seguros de crédito y por qué son necesarios?

seguros de credito

Si conoces sus ventajas y funcionamiento, los seguros de crédito pueden convertirse en una de las principales ventajas competitivas de tu empresa. En este artículo, voy a contarte todos los detalles.

Seguro de crédito: definición

El seguro de crédito es un instrumento financiero que permite proteger a tu organización del riesgo de impago de las cuentas pendientes de cobrar, vinculadas a las transacciones comerciales a crédito realizadas por tu negocio.

Es una herramienta de gran utilidad a la hora de estructurar la financiación del activo circulante o la cartera de clientes de una empresa o profesional autónomo.

Básicamente, aporta la tranquilidad necesaria para vender y facturar, sin preocuparse del cobro de las deudas. Esto resulta fundamental para conseguir un crecimiento estable y rentable del negocio.

Seguro de crédito: funcionamiento

Este tipo de seguro ofrece 3 servicios fundamentales:

Prevención: planificación crediticia y vigilancia de la solvencia

La aseguradora lleva a cabo un análisis del riesgo empresarial, así como la evolución de la solvencia de los clientes del asegurado.

Para ello, se dispone de una base de datos con información exhaustiva y actualizada acerca de las empresas y comerciantes individuales. Esto incluye registro de embargos ejecutivos, demandas judiciales, suspensiones de pagos, quiebra y demás eventos financieros relevantes.

Recobro: gestión de las reclamaciones y recuperación de los créditos impagados

La aseguradora también realiza los trámites necesarios para la recuperación de los créditos impagados.

Dispone de una amplia red de recobros, abogados y procuradores tanto a nivel nacional, como internacional, cuyo objetivo no es otro que ejercer una presión sobre los clientes morosos muy superior a la que un proveedor individual pueda llevar a cabo.

Además, también se anticipan los gastos generados por las reclamaciones judiciales de recobro.

Indemnización de las cuentas incobrables

En caso insolvencia o impago, la aseguradora indemniza al asegurado, garantizando así la continuidad de su actividad.

Hasta el momento en que se determine la pérdida final ocasionada por la insolvencia, la aseguradora adelanta los importes necesarios para garantizar el flujo de caja del asegurado, todo ello a cuenta de la indemnización definitiva.

En conclusión, este tipo de seguro no sólo te indemniza o te permite recuperar las cuentas impagadas, también te ayuda a reducir el riesgo de impago mediante una asesoría financiera destinada a la selección y el seguimiento de tus clientes.

Seguro de crédito: qué riesgos cubre

Existen muchos tipos de pólizas dentro de los seguros de crédito. No obstante, y de forma generalizada, estos seguros cubren:

●     La insolvencia jurídica, motivada por una suspensión de pagos, quiebra o concurso mercantil.

●     La mora prolongada, debida a otra causa comercial, como decisiones políticas y cambios legislativos.

Conviene señalar que los seguros de crédito también pueden utilizarse como garantía de riesgo de impago con múltiples medios de pago a nivel nacional e internacional; ya se trate de cheques, talones, pagarés, transferencias bancarias, cartas de crédito y demás alternativas semejantes.

Por otra parte, hoy en día, la mayor parte de las pólizas de seguro de crédito cubren tanto las operaciones a nivel doméstico -o nacional-, como aquellas que tienen lugar en el ámbito internacional; es decir, las exportaciones.

Cobertura doméstica del seguro de crédito

Por una parte, los seguros de crédito ofrecen una cobertura a nivel interno o doméstico, protegiendo así las ventas a crédito que hayan tenido lugar en el mercado nacional.

Cobertura internacional del seguro de crédito

Por su parte, este tipo de seguro también otorga coberturas sobre las operaciones de tráfico mercantil a otros países; es decir, cubre el riesgo comercial de las exportaciones. Por ese motivo, también se lo conoce como seguro de crédito internacional o SCE (seguro de crédito a la exportación).

Esta protección permite agilizar las operaciones de comercio internacional al reducir las probabilidades de impago, evaluando:

●     La solvencia financiera de los clientes.

●     Las diferencias culturales entre los países.

●     El impacto de las diferencias legislativas entre los países.

●     El riesgo político del país del cliente del asegurado.

Análisis y cobertura del riesgo político

El comercio internacional con determinados países entraña riesgos derivados de su inestabilidad política.

●     Guerra, guerra civil u ocupación por fuerzas extranjeras.

●     Actos de terrorismo.

●     Boicot.

●     Embargo o expropiación gubernamental.

●     Nacionalización.

●     Retraso en la transferencia de divisas por inoperatividad gubernamental.

●     Inconvertibilidad de la moneda.

●     Cancelación de permisos de importación o exportación.

●     Cancelación unilateral de contratos con la administración pública.

Instrumentos de cobertura del riesgo país

Las dos alternativas más utilizadas para la cobertura del riesgo político son:

Seguros globales de crédito a la exportación

Habitualmente, esta modalidad cubre al exportador desde la fecha de formalización de la operación, incluyendo el pre-embarque, transporte, post-embarque y vencimiento de la documentación contractual.

Seguros “single risk” o seguros individuales de crédito a la exportación

También se los conoce como operaciones individuales de crédito y cubren el riesgo comercial y político de una operación concreta a nivel internacional

Por qué son necesarios los seguros de crédito

Los seguros de crédito ofrecen beneficios operativos y financieros que suponen una clara ventaja competitiva. Además de todo lo mencionado anteriormente, éstos son algunos de los aspectos más destacables.

Protección del flujo de efectivo

La concurrencia de cuentas incobrables deja de ser un problema, por lo que tu empresa no se verá forzada realizar ventas adicionales o solicitar financiación en caso de sufrir un impago.

Mejores condiciones de financiación

El hecho de tener la cartera de clientes asegurada permite acceder a mejores condiciones de financiación y factoring.

Mayor liquidez operativa

Disponer de un seguro de crédito te posibilita la liberación de las reservas para cuentas incobrables por un importe semejante a la indemnización fijada contractualmente. Dichas reservas pueden así destinarse a la actividad económica, la inversión, el pago de dividendos, etc.

Deducibilidad de la prima del seguro

La prima del seguro puede ser objeto de deducción en los impuestos.

Reducción de costes

Al disponer de un seguro de crédito, cabe la posibilidad de prescindir de otro tipo de instrumentos financieros como, por ejemplo, las cartas de crédito. Así mismo, también se cuenta con la due diligence llevada a cabo por la empresa aseguradora.

Mayor crecimiento comercial

Gracias al incremento de la seguridad financiera, es posible atacar otros mercados y aumentar la cartera de clientes con mayor agilidad, lo que posibilita un crecimiento acelerado del negocio.

Confío en haber aclarado cualquier duda que pudieras tener acerca de los seguros de crédito. No obstante, será un placer responder a tus preguntas y valorar tu experiencia comercial con el uso de esta herramienta financiera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler