Skip to content

Seguro de Crédito: guía completa

seguro-credito

En esta Guía, vas a descubrir qué es el seguro de Crédito, cómo funciona, cómo se determina la prima de tu seguro y, por supuesto, cómo puede ayudar a tu empresa.

Qué es el seguro de Crédito

El seguro de Crédito, también conocido como seguro crediticio, es un instrumento financiero diseñado para proteger a tu empresa o negocio frente al riesgo de insolvencia de tus clientes y el consiguiente impago de las cuentas pendientes de cobro; en el contexto de transacciones comerciales a crédito.

Se trata de una herramienta clave para estructurar el activo circulante y cartera de clientes, tanto de una empresa, como de un trabajador autónomo.

No debe ser confundido con el seguro de Caución, que funciona como una garantía del tomador del seguro frente al asegurado.

Por otra parte, y dado que las empresas pueden desempeñar su actividad comercial dentro y fuera de las fronteras de su país, conviene distinguir entre el seguro de Crédito doméstico y el destinado a la exportación.

Qué es un seguro de Crédito doméstico

Hoy en día, la mayor parte de las pólizas de seguro de Crédito cubren tanto las operaciones a nivel doméstico -o nacional-, como aquellas que tienen lugar en el ámbito internacional;, es decir, las exportaciones. Los seguros de Crédito ofrecen una cobertura a nivel interno o doméstico, protegiendo así las ventas a crédito que hayan tenido lugar en el mercado nacional.

Qué es un seguro de Crédito a las exportaciones

El seguro de Crédito a la exportación es una herramienta financiera especializada en proteger frente al impago, ocasionado por los riesgos comerciales propios de las operaciones de comercio internacional, pudiendo cubrirse eventualmente los riesgos políticos. Por norma general, es utilizado por empresas exportadoras e inversoras.

Puedes conocer más en estos otros artículos:

Qué cubre el seguro de Crédito

Tal y como hemos indicado en la primera parte de esta Guía, el seguro de Crédito cubre la insolvencia de tus clientes, cuando esta se vuelve definitiva.

De acuerdo con la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, la insolvencia definitiva tiene lugar cuando:

  • El deudor ha sido declarado en quiebra mediante una resolución judicial en firme.
  • Se ha aprobado judicialmente un convenio en el que se establezca una quita o rebaja del importe de la deuda.
  • Existe una demanda judicial y se ha procedido a despachar mandamiento de ejecución o apremio contra el deudor, sin que del embargo resulten bienes libres suficientes para el pago.
  • Cuando el asegurador y el asegurado determinan de mutuo acuerdo que el crédito resulta incobrable.

Insolvencia definitiva de hecho o derecho

Con el fin de determinar la insolvencia definitiva por parte de un cliente, se pueden utilizar dos criterios:

  • Insolvencia de derecho, la cual está directamente motivada por la suspensión de pagos, el concurso de acreedores o la quiebra.
  • Insolvencia de hecho, que se manifiesta tras la finalización del plazo fijado para la duración normal del crédito, el plazo correspondiente a la declaración de la insolvencia y el plazo de pago de la indemnización.

Riesgos cubiertos por el seguro de Crédito

La cobertura del seguro de crédito alcanza las pérdidas que experimente el Asegurado a consecuencia del impago de sus deudores y respecto de los créditos por entrega de bienes o prestaciones de servicios realizadas. Debe tratarse de créditos no discutidos, y que sean ciertos, líquidos y exigibles, derivados de transacciones comerciales.

La insolvencia del deudor puede tener origen en un riesgo comercial, político o extraordinario, siendo asumible por parte del seguro de crédito únicamente el riesgo comercial, que es aquel que emana directamente de la posibilidad de incumplimiento contractual por parte del comprador.

El riesgo político podría eventualmente asumirse dentro del seguro de crédito a la exportación. Y el riesgo extraordinario estaría excluido de cobertura.

Dentro del riesgo político se distinguen dos grandes ámbitos.

  • Por un lado, las decisiones gubernamentales que pueden impedir el incumplimiento contractual.
  • Por otro lado, contextos de guerra, revolución, boicot o acto terrorista que impida igualmente el pago por parte del cliente.

El riesgo extraordinario se refiere al resto de circunstancias ajenas a la voluntad de las partes, ocasionadas por “fuerza mayor”, tales como terremotos, inundaciones, maremotos y otros fenómenos naturales.

¿Cómo funciona el seguro de Crédito?

El seguro de Crédito se articula a través de tres servicios fundamentales:

  • El análisis de riesgo de la cartera de clientes.
  • El recobro de los créditos impagados.
  • La indemnización de las cuentas incobrables.

Conocimiento de clientes y planificación crediticia

A la hora de ampliar la cartera de clientes, conocer su nivel de solvencia permite cribar aquellas opciones que supongan un elevado riesgo de impago.

A través del seguro de crédito, cuentas con información actualizada de la situación financiera de tus clientes y prospectos. De esa manera, se pueden tomar decisiones mucho más eficaces respecto a la concesión de crédito a tus clientes, y el alcance de éste.

Recuperación de cuentas pendientes de pago con gestión de recobro

El proceso de reclamación y recuperación de los créditos impagados requiere conocimientos e incluso un importante despliegue logístico.

El seguro de Crédito incluye un servicio de recobro. Conviene comprobar que este se realice a través de profesionales nacionales y/o internacionales, dependiendo de la procedencia del Deudor que cuenten con la experiencia y conocimiento de los mercados en los que se opera.

Ventajas del seguro de Crédito

Tras la exposición anterior, es evidente que la principal ventaja de los seguros de Crédito es la tranquilidad que aportan a la hora de vender y facturar, sin temor al impago de las deudas contraídas por los clientes.

Sin embargo, el alcance de este instrumento es mucho mayor. Aquí te resumimos otras ventajas destacadas.

Expansión comercial

Al disponer de exhaustiva información financiera acerca de los prospectos de tu negocio, puedes llevar a cabo una expansión comercial más segura y rápida.

Incremento de la disponibilidad de financiación

La contratación de un seguro de Crédito también contribuye a mejorar el perfil crediticio de tu empresa.

Gracias a ello, las entidades bancarias y de crédito están dispuestas a aumentar la línea de financiación y crédito, lo que supone mayor liquidez para tu negocio.

Protección de la cuenta de resultados

Finalmente, los impagos incobrables son objeto de una indemnización por parte de la aseguradora de crédito.

Además, también se pueden adelantar los importes necesarios para garantizar el flujo de caja, hasta el momento en que se verifique la insolvencia del cliente.

Todo ello permite minimizar el perjuicio ocasionado sobre la cuenta de resultados y la continuidad de la actividad comercial.

Cuánto cuesta un seguro de Crédito

El coste de tu seguro de Crédito se determina en función del nivel de riesgo que deseas asegurar. Para ello, se lleva a cabo un estudio y clasificación crediticia de tus clientes, así como una estimación del volumen de negocio de tu empresa.

Dicho esto, el importe de la prima se establece a partir de la estimación de las ventas anuales, y se va ajustando conforme se consolidan las ventas reales, ya sea al alza o a la baja.

Según la evolución de dichas ventas, necesitarás abonar la diferencia, o bien tu aseguradora procederá a devolver el exceso de prima, como prima extornada.

Confiamos en que esta guía te haya resultado ilustrativa y contribuya a reforzar la salud financiera de tu empresa, así como su capacidad de expansión comercial.

En Solunion te acompañamos ofreciéndote un seguro de Crédito completo y ajustado a tus necesidades, puedes conocer sus características a través de este enlace o contactando con nosotros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler