Skip to content

Seguro de caución: Preguntas más frecuentes

Solunion Seguro de Caución

En el mundo de los negocios, es común que se presenten situaciones en las que se requiere garantizar el cumplimiento de una obligación contractual, ya sea para participar en licitaciones o para asegurar el pago de un servicio o producto.

En estos casos, el seguro de caución es una herramienta que puede resultar muy útil. En este artículo, abordaremos las preguntas más frecuentes.

¿Qué es el seguro de caución y cómo funciona?

Un seguro de caución es un tipo de seguro que cubre las obligaciones de una empresa en caso de que esta no cumpla con un acuerdo o contrato con un tercero. En otras palabras, es una garantía que tu empresa -como tomadora de la póliza- puede ofrecer a sus clientes o proveedores para asegurarles que cumplirá con las obligaciones contractuales o legales acordadas. Está regulado por el artículo 68 de la Ley del Contrato de Seguro.

Si tu empresa no lo hace, el seguro de caución compensará al tercero por los daños o pérdidas sufridas como resultado, a título de resarcimiento o penalidad.

¿Qué tipos de empresas pueden beneficiarse del seguro de caución?

Este tipo de pólizas son especialmente importantes para empresas que trabajan con contratos a largo plazo o con grandes proyectos, ya que garantizan a tus clientes y proveedores el cumplimiento del pago de dichos contratos.

¿Cuáles son los beneficios de contratar un seguro de caución?

La contratación de un seguro de caución puede ofrecer varias ventajas para tu empresa, entre las que se incluyen las siguientes:

Mejores condiciones de compra

Al garantizar el cobro de la operación, es posible negociar mejores condiciones con tu proveedor, tanto en lo referente al precio, como al plazo de pago.

Mayor liquidez disponible

Esta herramienta está concebida para garantizar el pago aplazado, pudiendo conservar más activo circulante, en lugar de tener que utilizarlo para realizar el pago en el acto. O también depositarlo como fianza, para garantizar el pago. Este extra de liquidez puede ser utilizado para generar un retorno económico positivo, antes de abonar el coste de la operación.

Acceso a financiación

Dado que la póliza del seguro de caución no computa como riesgo en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), el perfil de tu empresa no se ve perjudicado. Un aspecto muy beneficioso a la hora de acceder a nueva financiación.

Menor coste que un aval bancario

También hay que recordar, que el seguro de caución implica menos gastos que el estudio, apertura y cancelación del tradicional aval bancario.

¿Cuál es la diferencia entre un seguro de caución y un seguro de crédito?

Aunque ambos ofrecen una forma de protección financiera, tienen objetivos y características distintas.

En términos generales, un seguro de caución se enfoca en garantizar el cumplimiento de obligaciones contractuales y legales, por parte del tomador del seguro. Por ejemplo, si tu empresa firma un contrato para realizar un proyecto, tu cliente puede exigir que contrates un seguro de caución para garantizar que el proyecto se completará según los términos del contrato, o bien será indemnizado por la aseguradora.

Por otro lado, el seguro de crédito está diseñado para proteger a las empresas contra el riesgo de impago de sus clientes. En otras palabras, si tu empresa vende bienes o servicios a crédito, esta póliza puede cubrir las pérdidas que se produzcan si tu cliente no paga. Esto puede incluir desde los costes de recobro de las deudas pendientes, hasta la indemnización por la insolvencia del cliente.

Es importante destacar que, aunque ambos tipos de seguro tienen objetivos distintos, pueden ser complementarios en algunos casos. Por ejemplo, una empresa que se dedica a la construcción puede contratar tanto un seguro de caución para garantizar el cumplimiento de los contratos, como un seguro de crédito para protegerse contra el riesgo de impago de sus clientes.

¿Qué riesgos cubre el seguro de caución?

A continuación, detallamos los distintos riesgos o elementos contractuales que pueden ser garantizados con este seguro:

Garantía de ejecución

Como ya hemos explicado al comienzo, este seguro sirve para garantizar el cumplimiento por parte del tomador de acuerdo con las condiciones pactadas. En caso contrario, la aseguradora indemnizará al beneficiario. Las garantías de buena ejecución pueden ser de dos tipos:

  • Recogidas en un contrato, cuando se trata de contratos entre privados.
  • Recogidas en la Ley de contratos de sector público, cuando se contrata con la administración pública. En este caso, la cuantía exigida por Ley es entre el 5% y el 10% del presupuesto sin IVA.

Garantía de oferta

Necesaria en el caso de concursos y subastas. Asegura la formalización del contrato objeto del concurso o subasta, en cuyo contenido se inserta la obligación definitiva de prestar fianza. No son obligatorias por la Ley de contratos del sector público, pero se pueden exigir en determinados contratos públicos. Son del 3% del presupuesto sin IVA.

Anticipo

En los contratos de obra en los que el contratista recibe un anticipo, el seguro de caución garantiza que dicho importe se destine a la obra.

Tránsito aduanero

Los servicios aduaneros pueden requerir la garantía del pago de la deuda tributaria, en el caso de que una mercancía importada y con destino en el exterior no logre salir del país.

Resolución judicial

Finalmente, el seguro de caución también puede utilizarse para garantizar que las partes en un litigio cumplen con las obligaciones emanadas de la sentencia.

Garantías de punto de conexión a la red de energía renovable

Son garantías exigidas en el Real Decreto-Ley 23/2020 de 23 de junio. Corresponden a un importe de 40.000 EUR/MW. Garantizan las autorizaciones administrativas, la construcción y la puesta en marcha de parques de energía renovable.

¿Qué ventajas tiene sobre el aval bancario?

El seguro de caución ofrece numerosas ventajas en comparación con el aval bancario.

  • Mayor flexibilidad: Permite obtener una garantía financiera sin tener que comprometer tus líneas de crédito bancarias. Después de todo, el aval bancario puede limitar la capacidad de tu empresa para obtener financiación adicional.
  • Reducción del costo financiero: Los costos asociados con el seguro de caución son generalmente más bajos que los del aval bancario. Sin requerir que tu empresa proporcione una garantía colateral, lo que puede ahorrar costes adicionales.
  • Mayor rapidez: El proceso de obtención de un seguro de caución es generalmente más rápido que el proceso de obtención de un aval bancario.

¿Qué ocurre si se produce una reclamación bajo el seguro de caución?

En caso de que se produzca el incumplimiento de las condiciones contractuales, el asegurado debe notificarlo de inmediato a la aseguradora, y presentar la documentación necesaria para demostrar la existencia de dicho incumplimiento.

Una vez verificadas las condiciones del siniestro, la aseguradora procederá a indemnizar al asegurado por el importe asegurado. Es importante destacar que el seguro de caución no es una póliza de garantía ilimitada, sino que tiene un límite máximo de cobertura establecido en la póliza.

¿Qué factores se deben considerar al elegir un proveedor de seguros de caución?

Por último, si estás buscando una aseguradora de caución, es importante considerar varios factores clave que pueden tener un impacto significativo en la calidad del servicio:

  • Experiencia en tu sector y en el tipo de cobertura requerida: Un proveedor con experiencia puede tener una mejor comprensión de los riesgos y tus necesidades.
  • Solidez financiera y una buena reputación en el mercado: Es más probable que tenga la capacidad de cumplir con las obligaciones de pago en caso de que se produzca una reclamación.
  • Servicio al cliente: Esto puede incluir una respuesta rápida a tus preguntas y preocupaciones. Una comunicación clara y regular sobre el estado de tu póliza y la capacidad de proporcionar asesoramiento y orientación en relación con los requisitos de cobertura.
  • Flexibilidad: Es importante que tu proveedor de seguros de caución ofrezca una cobertura que se pueda adaptar a tus necesidades específicas. Incluyendo los ajustes en función de las cambiantes necesidades comerciales, así como la cobertura de una amplia gama de riesgos.
  • Coste: Te recomendamos comparar los precios de diferentes proveedores, asegurándote de que estás obteniendo una buena relación calidad-precio en relación con los términos y condiciones de la póliza.

Actualidad Solunion