Skip to content

Radiografía del comercio minorista

Riesgo impago empresarial

La radiografía del comercio minorista en España cerró 2019 con una buena evolución a lo largo de todo el año.

En este artículo, presentamos una visión actual del sector nacional y los retos que afronta, especialmente, en lo que concierne al entorno digital.

Estado actual del comercio minorista en España

Durante el último año, la facturación del sector creció de forma continuada en todas las comunidades autónomas; con la excepción de los últimos meses, que dieron muestras de desaceleración.

Por otro lado, la creación de empleo también parece haberse ralentizado.

Esta última tendencia está alineada con la de ocupación en el comercio minorista, respecto al total de la economía.
Según los datos de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE), el sector da empleo a casi dos millones de personas. Sin embargo, el porcentaje relativo frente al resto de sectores ha ido cayendo desde 2013, hasta situarse ligeramente por encima del 10%.

Más de un año de crecimiento interanual

De acuerdo con los datos del INE, el primer semestre del año supuso encadenar 12 meses de crecimiento interanual.
Las ventas se mantuvieron al alza de forma constante en todos los sectores; si bien las pequeñas cadenas son las que se beneficiaron de un mayor crecimiento, con un 6,5%. Esto supone el triple que las tiendas que disponen de un solo local.
Por su lado, las grandes cadenas con más de 25 establecimientos lograron superar un crecimiento del 5%.

Sectores de mayor crecimiento

Radiografía del comercio minorista

Los sectores que han tenido un mejor comportamiento son los negocios dedicados a la comercialización de equipo personal, especialmente la ropa y los complementos.

Le siguen los comercios especializados en bienes del hogar, con mayor protagonismo por parte de los electrodomésticos.
Finalmente, las tiendas de alimentación también aumentaron su facturación, aunque por debajo de la media del sector.

Crecimiento por regiones

Según los datos del INE respecto a los primeros 10 meses del pasado ejercicio, la Comunidad de Madrid fue la región que experimentó un mayor crecimiento en las ventas del comercio minorista, con un incremento de 4,4%, respecto al año anterior.

La siguieron Andalucía (con un 3,7%), Valencia (con un 1,9%) y Cataluña (con un 1,8%)
El crecimiento medio del sector en España se situó en el 2,4%.

Alcance de la irrupción digital

El informe “La digitalización del retail en España”, publicado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, puso de manifiesto una serie de conclusiones que merece la pena tener en cuenta a la hora de plantear las nuevas estrategias de crecimiento del sector.

La desaparición de empresas no afecta al empleo

Uno de los aspectos que más preocupa dentro del sector es la progresiva desaparición de empresas tradicionales, como consecuencia de la disrupción digital.

Sin embargo, el nivel de empleo generado por el comercio minorista se ha mantenido en niveles estables durante estos años.

Desigual digitalización de los comercios

La adaptación al comercio electrónico por parte de los pequeños establecimientos es notablemente más reducida que la propia de los grandes retailers.

No obstante, el último lustro ha sido testigo de un fuerte repunte por parte de los primeros, que parecen haber percibido un mayor valor en la oportunidad digital.

Intensificación del uso del local comercial

El papel del local comercial es uno de los más difíciles de entender por parte del sector.

El número total de locales comerciales ocupados se ha reducido con los años. Sin embargo, dichos locales son ahora utilizados de una forma mucho más intensiva que hace una década.

Menor disponibilidad de fondos para inversión digital

El elevado endeudamiento y los reducidos márgenes con los que opera el comercio minorista podrían ser los causantes del bajo nivel de inversión en su transformación digital.

Además, el sector tiene un menor índice de consolidación de proyectos empresariales, en comparación con otros sectores.
El segmento con mejores ratios de éxito digital es la moda, mientras que la alimentación es aquel con menor consolidación.

Talento digital externalizado

Por último, el proceso de transformación digital está siendo ejecutado mediante la contratación de proveedores externos y consultoras.

La mayoría de las empresas aún carecen de director técnico o personal especializado en marketing y venta digital.

Principales retos y barreras del comercio minorista

Según el estudio “El futuro del comercio minorista: modelos ganadores para una nueva era”, elaborado por la consultoría Bain & Company, el sector afronta una serie de nuevos retos.

Antes del apogeo del comercio digital, el principal factor determinante era el tamaño del negocio y su capacidad para beneficiarse de las economías de escala. Sin embargo, las nuevas tecnologías han puesto en valor otros aspectos que permiten destacar en el mercado, y poner en jaque a los operadores tradicionales.

El citado informe señala varias áreas fundamentales, que deberían ser objeto de desarrollo por parte de las empresas minoristas:

  • Diferenciación y preparación para la innovación.
  • Análisis de los hábitos del consumidor.
  • Inversión en tecnología.
  • Automatización en la toma de decisiones basadas en datos.

El comercio minorista aún está comprendiendo el alcance de la transformación de los hábitos del consumidor y la digitalización del proceso de venta. Esta época de crecimiento constituye una excelente oportunidad para adaptarse a los cambios en un entorno favorable.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler