Skip to content

Las insolvencias mundiales sufrirán un repunte del 10% en 2022

Insolvencias mundiales

El reciente informe publicado por Allianz Research, denominado “Growing risks and uneven state support” ha advertido acerca del riesgo de un repunte significativo de las insolvencias a nivel mundial. Concretamente, en España, el último Informe Trimestral de Insolvencias publicado por Solunion prevé un ascenso de entre el 5% y el 10% de las insolvencias, con un promedio de concursos que aumentará en un +17% para el segundo semestre de este año.

Deterioro en el balance de riesgos

El inicio de 2022 ha supuesto la reducción o finalización de gran parte de las medidas gubernamentales para evitar las insolvencias empresariales durante la pandemia. De hecho, el Índice de Insolvencias Globales de Allianz Trade registró en 2021, y por segundo año consecutivo, una reducción de las insolvencias del 12%.

Sin embargo, el regreso a las condiciones normales ha puesto de manifiesto la fragilidad en la que muchas empresas se encontraban. Especialmente, aquellas cuyo balance ya estaba en entredicho antes de la crisis del coronavirus. A esto hay que añadir los cambios estructurales que han afectado al mercado y para los que muchas empresas aún no han logrado adaptarse.

El resultado es que el primer trimestre del año ya ha mostrado un aumento de las insolvencias en numerosas regiones y países.

  • Australia, India y Singapur han sido algunos de los países más afectados, con incrementos del 24%, 26% y 30%.
  • Por su lado, Europa Central y del Este ha protagonizado un repunte del 6%, con el destacado aumento del 24% en Bulgaria.
  • Turquía y Rusia también se han visto afectadas, aunque de forma desigual, con un 21% y 6%, respectivamente.
  • La región más afectada ha sido Europa Occidental, con un alza de las insolvencias de un 26%. Especialmente preocupante es la situación de Reino Unido (+12%), España (+39%) y Suiza (+9%), que han experimentado un aumento de las insolvencias por encima de las cifras de 2019 antes de la pandemia.

Ya el año pasado, advertimos de la fragilidad del tejido empresarial español en este artículo:

Principales factores de riesgo de las insolvencias mundiales

El citado informe de Allianz señala tres grandes factores de incremento del riesgo. Por un lado, la guerra en Ucrania y las consiguientes sanciones a Rusia han afectado al suministro energético europeo y han contribuido de manera significativa a la creciente inflación.

En segundo lugar, los nuevos cierres de puertos y ciudades en China para combatir el coronavirus han agravado los problemas de abastecimiento de los mercados. En este ámbito, destaca la escasez de microchips que ha afectado a numerosos sectores y cuya resolución solo se perfila en el largo plazo.

El tercer factor está, en parte, relacionado con el anterior, y no es otro que los cuellos de botella de la cadena de suministro internacional. Los exportadores chinos han acaparado gran parte de la flota de buques disponible, la cual se vio notablemente reducida por las navieras durante la crisis de la COVID-19.

Factores de resiliencia

A pesar de estos factores adversos, también existen otros aspectos que están permitiendo a las empresas sortear las circunstancias. En primer lugar, las empresas cotizadas comenzaron 2022 con una liquidez de un 30% más que en 2019.

Además, salvo en los casos previamente señalados, el número de empresas cuya solvencia se encuentra en una situación vulnerable se ha mantenido bajo control en buena parte de Europa.

Por último, las empresas cotizadas han logrado trasladar con éxito el incremento de costes a los precios, protegiendo así su cuenta de resultados.

Posible regreso de las medidas públicas de apoyo

Dadas las circunstancias, las probabilidades de que las medidas de contención vuelvan a reactivarse son elevadas, especialmente en Europa.

El viejo continente dispone de más recursos financieros públicos. Además, el pasado mes de marzo, la Comisión Europea adoptó un nuevo Marco Temporal de Crisis (TCF) como respuesta a la evolución de la guerra en Ucrania, que complementa el TCF adoptado durante 2021.

De acuerdo con las estimaciones de Allianz Research, y a modo de ejemplo, los nuevos paquetes de medidas podrían reducir el incremento de las insolvencias previsto del 30% al 15% en Francia y del 7% al 4% en Alemania.

Uno de cada tres países regresará a los niveles de insolvencias previos a la pandemia

En conclusión, el informe augura que tras dos años de caídas en los niveles de insolvencia, estas repuntarán un 10% en 2022 y un 14% en 2023. 

En concreto, Europa Occidental se acercará a los niveles previos a la pandemia, aunque con resultados dispares entre los países. Francia y Alemania mantendrán niveles de insolvencias artificialmente bajos, frente a Reino Unido, España e Italia, que experimentarán subidas más notables del 37%, 8% y 6% respectivamente. Por último, Portugal y Suecia experimentarán un incremento moderado del 2% y 6%.

Tanto África como Europa Central y del Este podrían alcanzar récords de insolvencias, como el caso de Marruecos y Turquía, ambos con un aumento del 12%.

En lo que concierne a América Latina, y a pesar de la prevista subida del 15% en Brasil, la región debería ser capaz de mantenerse en niveles de insolvencia, por debajo de las cifras previas a la pandemia.

Asia y Oceanía, por su parte, tendrán resultados dispares, con la mayor parte de países experimentando un fuerte deterioro de sus insolvencias, y la excepción de China, que mantendrá el incremento en un moderado 1%.

Finalmente, Norteamérica parece bastante protegida gracias a los beneficios acumulados durante el último año y el Paycheck Protection Program” de los Estados Unidos, que ha supuesto la condonación total o parcial del 92% de los préstamos públicos, concedidos para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Las insolvencias en España, por Comunidades Autónomas y sectores

En España, las previsiones apuntan a un aparentemente moderado incremento de entre +5% y +10% para cierre de 2022, en un contexto de economía anestesiada en el primer semestre por el mantenimiento y extensión eventual de las medidas de apoyo, pero con realidades bien diferentes según el trimestre, el sector y la comunidad autónoma.

De acuerdo al Informe Trimestral de Insolvencias de Solunion, Servicios continúa siendo el sector con mayor número de concursos declarados. Por su parte, Construcción se situaría como el segundo mayor generador de insolvencias con un crecimiento interanual de +7% y 648 concursos declarados, concentrando el 24% del total de concursos en España en el primer semestre.

Por Comunidades Autónomas, las tres CC. AA. más generadoras de concursos históricamente siguen siendo Cataluña, Madrid y Valencia, aunque con comportamientos dispares. Cataluña acumula 672 concursos en 2022, es decir, presenta una evolución positiva con un descenso acumulado del número de concursos de -9%. Valencia es la única que presenta un crecimiento más elevado (+13%) respecto al mismo periodo de 2021. Por último, Madrid (+3%) muestra un incremento contenido, si tenemos en cuenta cómo fue su cierre de 2021 (+35%).

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas