Ventajas seguro de caución

Con el fin de comprender adecuadamente por qué el seguro de caución es una buena alternativa en las operaciones comerciales, permíteme comenzar describiendo brevemente cómo funciona este tipo de seguro.


Mediante el seguro de caución, el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la ley o en el contrato. Todo pago hecho por el asegurador deberá serle reembolsado por el tomador del seguro.

Lectura recomendada:
Seguro de caución: qué es, finalidades y ventajas

El seguro de caución ofrece una serie de ventajas complementarias, que lo convierten en una opción muy interesante para el tomador del seguro, es decir, para el comprador en la relación comercial.

Ventajas del seguro de caución

A continuación, analizamos algunas de las principales ventajas.

No tiene lugar la inmovilización de fondos

Este seguro permite ofrecer garantías de cumplimiento de obligaciones, así como cubrir los requisitos legales de afianzamiento propias de las licitaciones con la administración pública; sin necesidad de inmovilizar parte del capital, ni asumir riesgos de una pérdida de liquidez.

Se trata, por tanto, de un instrumento idóneo para cumplir con las garantías exigidas por el vendedor y, al mismo tiempo, salvaguardar los recursos financieros de nuestra empresa.

Es decir, este seguro facilita el desarrollo de la actividad comercial de nuestra empresa.

No computa en CIRBE

En segundo lugar, no computa como riesgo en la CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España).

Esto permite mantener un perfil crediticio saneado, lo que supone conservar intactas las líneas de crédito de nuestra empresa, y poder financiarse en mejores condiciones.

Menor coste que el aval bancario

Con el seguro de caución se evitan los gastos propios de la formalización del aval. En su lugar, sólo tendremos que costear la prima correspondiente que, incluye la cobertura del riesgo asegurado, así como los gastos de gestión y administración.

Como resultado, y por regla general, el coste del seguro de caución es más reducido.

Mejora de la imagen corporativa y propuesta comercial

La inclusión voluntaria de un seguro de caución como parte del presupuesto permite reforzar la propuesta comercial de una forma profesional.

De esta manera, proyectamos un mensaje de rigor y confiabilidad frente a nuestros clientes vendedores.

El seguro de caución no tiene reflejo contable

Mediante este seguro, logramos que el importe garantizado no se vea reflejado en el pasivo del balance.
Además, la prima del seguro constituye un gasto deducible en la cuenta de explotación.

Inversión de la carga de la prueba

Cuando se contrata este tipo de seguros, el asegurado debe probar el incumplimiento de las obligaciones que causan el daño, y, por tanto, justifican la indemnización.


Como has podido comprobar, el seguro de caución es una herramienta con características y ventajas propias que te recomiendo utilizar en tus operaciones comerciales.