Skip to content

El sector del gran consumo crece empujado por la inflación

gran-consumo

De acuerdo con el Informe “Tendencias del Consumidor 2022”, publicado por la consultora Nielsen IQ, el gasto de los hogares españoles durante el pasado ejercicio sumó un total de 95.000 millones de euros.

Estabilidad con ligero crecimiento de la facturación

La pandemia del coronavirus propició un incremento histórico del 6,4% anual del consumo en los hogares.

En general, el sector de la alimentación fue uno de los grandes favorecidos por la crisis sanitaria y disfrutó de un notable aumento, tanto de sus ventas online, como de las realizadas en sus establecimientos.

El año 2021 ha supuesto la consolidación del crecimiento logrado en el ejercicio anterior. No obstante, cabe preguntarse cuáles han sido los factores que han permitido mantener sus excelentes cifras de facturación y cuáles son las perspectivas para este 2022.

Contracción de la demanda y repunte de la inflación

A comienzos de 2021, se produjo cierta contracción en la demanda de gran consumo. Conviene recordar que un año de pandemia había provocado el cese de múltiples negocios y la pérdida generalizada de empleos. La capacidad adquisitiva de las familias había quedado mermada, y se imponía una actitud de ahorro frente al futuro inmediato.

Sin embargo, la inflación logró compensar la caída de las ventas. Los distribuidores asumieron el aumento de los costes de las materias primas y el transporte internacional a lo largo de gran parte del año.

No obstante, la subida de precios se volvió inevitable en un mercado con presiones inflacionistas en las materias primas, la energía y el transporte internacional.

El alza de los precios se notó especialmente durante las últimas doce semanas de 2021. El resultado fue un aumento neto de la facturación en buena parte de los productos básicos respecto al año 2020:

  • Los productos envasados crecieron un 3,2%.
  • La perfumería y los productos de higiene personal crecieron un 5,8%.
  • Los productos frescos y la panadería aumentaron en un 4% y 1,2%, respectivamente.

Además, algunos productos específicos de la cesta de la compra protagonizaron notables crecimientos en su facturación. Tal es el caso del aceite, la pasta y las bebidas refrescantes, cuyas ventas aumentaron en un 28,1%, 15,7% y 11,2%, respectivamente. 

Crecimiento de las compras online

Si nos remontamos al comienzo de la pandemia y los meses de confinamiento, podemos constatar un gran incremento en las ventas a través de e-commerce.

El sector de gran consumo tuvo que hacer grandes esfuerzos para hacer frente al aumento generalizado de la demanda. Ya en 2021, cabía preguntarse cuál sería el impacto sobre el hábito de los consumidores.

La campaña navideña fue el perfecto ejemplo de cómo los hogares españoles se están acostumbrando a realizar sus compras a través de Internet. No en vano, gran parte de los regalos navideños fueron adquiridos por ese canal. 

Las ventas durante la Navidad alcanzaron máximos históricos, impulsadas por el mencionado aumento de los precios así como por el crecimiento de la confianza del consumidor en la recuperación económica.

Sin embargo, lo más relevante es que la cuota de venta online de gran consumo cerró 2021 alcanzando el 2,5% del total.

Previsiones para el sector de gran consumo en 2022

A la espera de contar con cifras de cierre del primer trimestre del año, hay ciertas tendencias que ya pueden apreciarse.

Crecimiento del sector de gran consumo en un 2% en 2022

Las estimaciones de Nielsen IQ apuntan a que el mercado de gran consumo crecerá entre un 2% y un 3% durante este año.

En lo que respecta a la inflación, cabe esperar cierta volatilidad de los precios. Esta estará motivada por la incertidumbre geopolítica, así como otros factores fundamentales, como la escasez de determinados suministros y los cuellos de botella en la logística internacional.

Control de gasto por parte de los consumidores

Finalmente, se está poniendo de manifiesto que los hogares españoles han comenzado a adoptar estrategias de control del gasto, ya sea buscando ofertas o dando prioridad a las marcas blancas.

Todo apunta a que el sector del gran consumo va a continuar fortaleciéndose durante este año. Sin embargo, seguirá sometido a tensiones cuyo origen se ramifica en toda la cadena de valor.

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas