Skip to content

Coronavirus: análisis financiero

analisis-financiero-ccoronavirus

 

Recientemente, Mapfre ha publicado su análisis financiero XIX.

En este artículo, vamos a hacer un repaso de los temas más destacados, así como las principales conclusiones de sus autores.

Acuerdo para el fondo de recuperación económica

El acuerdo conocido como Recovery and Resilience Facility (RPF), aprobado por el Eurogrupo el 21 de julio de 2020, no solo ha supuesto un importante paso hacia la recuperación económica. También va a tener una influencia clave en la definición del futuro modelo económico y la integración política europea.

Reafirmación del proyecto político

En primer lugar, no podemos olvidar que la Unión Europea ha atravesado un largo periodo de inestabilidad política, cuyo máximo exponente ha sido el Brexit.

Tras varios años de proceso, el euroescepticismo amenazaba con extenderse en países como Italia y Polonia.

El RPF busca, entre otras cosas, evitar un incremento en la brecha de calidad de vida, y limitar así el auge de los nacionalismos, contrarios a la integración.

Impacto económico

En lo que a la repercusión económica se refiere, conviene señalar que el RPF no ha sido la primera medida adoptada por la Unión Europea.

Anteriormente, ya había tenido lugar la aprobación de varios programas, como la iniciativa SURE, destinada a combatir el desempleo, y dotada con 100.000 millones de euros, o COSME, cuyo objetivo es la financiación e internacionalización de las pymes.

Dicho esto, el RPF va a dotarse con 750.000 millones de euros que, unidos al programa SURE, representan un impulso fiscal superior al 10% del PIB de la Unión Europea.

La composición de este fondo tendrá lugar de dos maneras:

  • De una parte, 390.000 millones de euros se destinarán a fondo perdido.
  • De otra parte, los 360.000 millones restantes se concederán en forma de créditos.

Por otro lado, el 90% de estas partidas se destinará a la transformación productiva y a la generación de empleo.

El 10% restante se repartirá entre otros objetivos prioritarios:

  • Adopción digital.
  • Transición agraria.
  • Recuperación de las consecuencias sectoriales de la COVID-19.

En lo que concierne al reparto de los fondos, el 70% de los mismos se concederán entre 2021 y 2022, y se destinarán a recuperar el mercado de trabajo, tomando como referencia las cifras de desempleo registrado entre 2015 y 2019. Este criterio debería favorecer a países como España e Italia.

El 30% restante se repartirá a partir de 2023, con el criterio del PIB perdido durante el periodo 2020 y 2021, lo cual debería favorecer a Centro Europa.

Fortalecimiento del euro

El RPF también ha supuesto un espaldarazo para el euro, que ha visto como su demanda en los mercados se ha visto incrementada.

Por un lado, el programa de ayudas implica que las políticas económicas de los países de la Unión Europa van a tener un mayor nivel de convergencia.

Además, la aparición de un nuevo activo como es la deuda europea también va a propiciar una homogeneización de los bonos nacionales.

En definitiva, es previsible que tenga lugar un incremento en la demanda de los activos europeos y, por tanto, un aumento de la inversión en euros.



Impulso de la Inversión Socialmente Responsable

Finalmente, la actual coyuntura económica y sanitaria ha contribuido a reafirmar la necesidad de dar mayor protagonismo a la responsabilidad social corporativa.

Durante los peores momentos del confinamiento, fueron muchas las empresas, grandes y pequeñas, que dieron un paso al frente para ayudar a distintos sectores de la sociedad.

Mapfre, principal accionista de Solunion junto a Euler Hermes, movilizó 200 millones de euros, para ayudar a pymes y autónomos, así como donar fondos y material sanitario, con el fin de compensar los gastos extraordinarios ocasionados por la pandemia. 

La integración de la responsabilidad social corporativa como un factor clave en los estatutos y la misión de las empresas no solo se ha convertido en una obligación, también constituye un factor indicativo del futuro éxito del negocio.

De acuerdo con un estudio publicado por ESG Matters, aquellas compañías de los Estados Unidos con mayores estándares en los ámbitos ambiental, social y medioambiental logran mejores resultados en bolsa, presentan menor volatilidad en sus beneficios y consiguen financiación más barata que el resto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler