Checklist para discernir si tu empresa puede crecer en la era digital

El potencial de crecimiento de negocio, gracias a la transformación digital, es un hecho contrastado en múltiples estudios.

Según el informe “2018 State of Digital Business Transformation”, publicado por la firma IDG, aquellas empresas que dan prioridad a tu dimensión digital logran incrementar entre un 23% y un 35% los ingresos generados.

Sin embargo, gran parte de las empresas españolas tienen aún importantes gaps de desarrollo en lo que respecta a su transformación digital.

De hecho, el “3º Estudio de Competencias Digitales en la Empresa Española”, publicado en 2018 por ICEMD y Millward Brown puso de relieve que nuestras empresas han dado prioridad absoluta a ámbitos como la ciberseguridad, la atención al cliente, el comercio electrónico y, en menor medida, otras cuestiones como el Big Data.

El problema, como este mismo informe señala, es que no se está invirtiendo de forma decidida en la formación de los empleados, ni la captación de talento. No obstante, este es solo uno de los principales problemas.

Hace falta una hoja de ruta específica, que las empresas puedan utilizar para verificar su avance en la era digital.

Lectura previa recomendada:

10 Términos que debes conocer para no quedarte atrás en la transformación digital de tu empresa

Análisis de las amenazas y oportunidades digitales


Según el libro “What´s Your Digital Business Model?”, publicado por el MIT, el primer paso implica la identificación de las amenazas y oportunidades digitales que tengan un carácter estratégico para el negocio.

De lo contrario, se pueden emprender proyectos cuyo impacto en la cuenta de resultados sea insignificante.

Priorización de los objetivos de un líder de transformación digital


Los líderes encargados de la transformación digital del negocio también deben tener presente cuáles son las mayores prioridades de todo el proceso, en función del mercado y las propias características del negocio.

Estas, por ejemplo, son algunas de las tendencias más importantes en la actualidad:

  • Análisis de Big Data.
  • Comprensión del lenguaje digital por parte de directivos y empleados.
  • Atención al cliente y experiencia de usuario.
  • Simplificación y optimización de procesos.

Aunque cada empresa tiene su propio contexto, una apuesta decidida por estos ámbitos es una garantía de focalización y éxito por parte del líder digital.

Comunicación de la transformación digital y cambio de cultura corporativa


La transmisión de la nueva cultura corporativa a todos los miembros de la organización, así como al resto de stakeholders -ya se trate de socios, clientes o proveedores- es, igualmente, un elemento clave en la transición digital de la empresa.

Hay que tener en cuenta que, si no se procede a comunicar de forma transparente y eficaz los cambios en la cultura del negocio, es muy probable que estos sean percibidos como una imposición arbitraria.

Por el contrario, una buena comunicación facilitará la involucración de los empleados. Además, si todas las partes son escuchadas previamente y durante el proceso de despliegue de los nuevos procesos, herramientas y políticas, será más fácil encontrar alternativas más eficaces que satisfagan a todo el mundo.

Incentivación de los empleados


En su informe “El reto de la Transformación Digital en España 4.0”, Siemens advierte de que el principal factor que inhibe la digitalización de las empresas en nuestro país es la resistencia inherente en los empleados.

Obviamente, se tiende a temer a lo desconocido, por lo que la comunicación será un factor decisivo.

Sin embargo, este es solo el primer paso.

  • Hay que identificar a aquellos miembros de la empresa más adecuados para funcionar como agentes de cambio.
  • Debe favorecerse la experimentación y tolerarse el error durante este proceso, en aras de un mayor nivel de innovación.
  • Debe implantarse una política de formación y desarrollo de talento interno.

No hay que olvidar que la selección y retención del talento digital son grandes retos en un entorno empresarial muy competitivo, donde los profesionales formados y disponibles tienden a escasear.

Todo el talento que puedas crear y retener dentro de tu empresa, generará un importante retorno de la inversión.

Al fin y al cabo, los recursos son limitados.

Recientemente, hemos publicado un artículo en el que explica la forma de explotar y divulgar el talento digital ya presente en la empresa:

Reverse mentoring y la Transformación Digital

Establecimiento de métricas de transformación digital


Finalmente, han de establecerse y supervisarse una serie de métricas que permitan verificar la evolución de la transformación digital del negocio.

En su informe “Digital Business KPIs: Defining and Measuring Success”, la firma Gartner propone diferenciar entre:

  • Aquellos indicadores que verifiquen la digitalización de la empresa.
  • Aquellos indicadores que permitan medir el impacto que dicha digitalización tiene sobre la cuenta de resultados en la empresa.

Estos últimos son más fáciles de establecer, dado que puede tratarse de un ratio o margen de ingresos generados por las fuentes digitales incorporadas al negocio. Sin embargo, los primeros suponen analizar las características de cada departamento (marketing y ventas, operaciones, experiencia del cliente, RR.HH. etc.) y establecer KPIs específicos ligados al mundo digital.