Tecnología e innovación al servicio de una movilidad más sostenible

A principios de año, quince startups españolas fueron seleccionadas para participar en la segunda edición del European Startup Prize for Mobility.

Esta es una iniciativa que cuenta con el respaldo del Parlamento y la Comisión Europea, cuyo propósito es el apoyo a los proyectos y startups europeas más innovadoras en el ámbito de la movilidad, para que resulte más sostenible, inclusiva, segura y eficiente.

Anteriormente, hemos publicado un interesante artículo acerca del desarrollo de las startups en nuestro país:

El ecosistema de las startups en España

15 startups españolas seleccionadas para los European Startup Prize for Mobility

Precisamente, tanto la procedencia como la madurez de las startups seleccionadas reflejan a la perfección las conclusiones del mencionado artículo.

Por un lado, se aprecia una predominancia de proyectos provenientes de Madrid y Barcelona, principales hubs tecnológicos nacionales, que también están entre los más importantes de Europa.

El resto de startups provienen de Andalucía, País Vasco, La Coruña y Valencia, siendo precisamente, Valencia y Bilbao 2 de los nuevos hubs emergentes.

En lo que se refiere a la tipología de proyectos, destacan los centrados en el sector B2B (75% del total). No resulta de extrañar, dado que el sector de servicio a las empresas ocupa el tercer puesto en los ámbitos de actividad de las startups nacionales, de acuerdo con las estadísticas de Startupxplore.

Finalmente, también destaca el nivel de madurez de los proyectos, puesto que:

  • El 58% tiene más de tres años de experiencia y una media de catorce empleados.
  • El 85% de los mismos ya ha recaudado fondos.
  • Y el 75% ya cuenta con clientes.

De nuevo, se evidencia que el ecosistema español se encuentra en una etapa avanzada, en la que estas jóvenes empresas ya tienen cierto recorrido.

Estos son algunos ejemplos de las startups seleccionadas:

  • La startup Discoperi proporciona un sistema de videocontrol que recoge información proveniente del tráfico para prevenir accidentes. Es una solución basada en Big Data e Inteligencia Artificial.
  • Por su lado, BusUp es una aplicación móvil que permite compartir trayectos en autobús. Trabaja con un total de 17 operadores de bus que ofrecen su flota de alquiler como medio de transporte para ir a eventos, al trabajo, al colegio, a excursiones, etc. De esa forma, se superan las limitaciones en las rutas que carezcan de servicios públicos o líneas de transporte regular.
  • La gaditana Muving Torrot es una de las pioneras en el alquiler de motos eléctricas, las cuales pueden localizarse en múltiples zonas urbanas y se pagan por minuto.
  • Finalmente, Scoobic le da una vuelta de tuerca al transporte eléctrico, apostando por un vehículo de cero emisiones, cero atascos y cero ruido, diseñado para el reparto de mercancías en las ciudades.

Oportunidades y retos del sector de la movilidad sostenible

De acuerdo con las cifras del IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), el sector del transporte es el principal emisor de CO2 en España, aglutinando hasta el 30% de la producción de estos gases de efecto invernadero.

En gran parte, esto se debe a que la estructura de abastecimiento energético se basa en la importación de productos fósiles, y el uso intensivo del transporte por carretera, el cual absorbe el 80% del consumo, tanto para cubrir las demandas de mercancías como de pasajeros.

Además, España es una zona de paso para el tráfico de personas y mercancías entre el norte de África y el resto de Europa.

Finalmente, el parque nacional de vehículos está relativamente anticuado, situación que se vio agravada como consecuencia de la pasada crisis económica.

Es evidente que este sector –cuya importancia estratégica resulta indiscutible- presenta importantes retos y oportunidades de negocio, para aquellas empresas con proyectos de desarrollo sostenible, o que deseen beneficiarse de las ayudas en este ámbito.

Nuevas políticas europeas de movilidad sostenible

Por último, vale la pena destacar que la Unión Europea lleva años aprobando iniciativas legislativas en este ámbito, tales como:

  • El Plan de Acción de Movilidad Urbana COM, para ayudar a las administraciones nacionales y locales a alcanzar sus objetivos de movilidad sostenible.
  • La Directiva 2009/33/CE de promoción de vehículos limpios y energéticamente eficientes.
  • El Clean Power for Transport Package, que apoya la utilización de propulsantes alternativos y la creación de la infraestructura correspondiente.

La iniciativa “Europe on the move”, que prevé medidas legislativas para impulsar la inversión en infraestructuras, investigación e innovación en soluciones de transporte y vehículos de movilidad limpia, conectada y automatizada.