Skip to content

Suspensión de los aranceles en Estados Unidos alivio para el aceite y la aceituna

suspension-aranceles

Desde octubre de 2019, el aceite de oliva envasado, así como la aceituna de mesa han soportado la imposición de aranceles del 25% en los Estados Unidos. La reciente suspensión temporal de dichos aranceles podría suponer el primer paso para su eliminación definitiva, y la recuperación de las exportaciones del sector.

Origen de los aranceles: conflicto comercial aeronáutico

El establecimiento de estos aranceles se produjo como medida sancionadora por parte de la Administración de los Estados Unidos, y tiene su origen en un conflicto comercial previo.

En 2019, la Organización Mundial del Comercio (OMC), autorizó a los Estados Unidos a imponer aranceles a productos importados desde la Unión Europea, por valor de 7.500 millones de dólares.

Previamente, a finales de 2017, la Administración norteamericana ya había comenzado a aplicar aranceles anti-subvención y anti-dumping del 2,3% y el 7,2% respectivamente, que elevó hasta el 17,3%, a comienzos de 2018.

Esta medida tiene su origen en los subsidios concedidos por varios estados de la Unión Europea (Francia, Alemania, España y el Reino Unido) a Airbus, en concepto de créditos, para el desarrollo de sus modelos de doble pasillo A350 y A380.

De hecho, desde octubre de 2004, Estados Unidos y la Unión Europea se encuentran sumergidos en una disputa comercial dentro del sector.

Escalada del conflicto

La Unión Europea, por su parte, procedió a denunciar a los Estados Unidos frente a la OMC, con motivo de las ayudas concedidas a Boeing. Un año después de la resolución por el conflicto de Airbus, la OMC autorizó las sanciones contra los Estados Unidos, por un valor de 4.000 millones de dólares. Se consolidó así una situación perjudicial para ambas partes.

Impacto de los aranceles para el sector del aceite y la aceituna de mesa

Antes de la imposición de los gravámenes arancelarios, los Estados Unidos eran el segundo importador de aceite de oliva envasado español, tan solo superado por Italia.

El volumen de exportaciones giraba en torno a las 115.000 toneladas, a las que hay que añadir otras 75.000 toneladas de aceituna de mesa. En total, el mercado de los Estados Unidos representaba una facturación de 650 millones de euros, para el sector español.

Las consecuencias de estos aranceles comenzaron a notarse desde el primer trimestre de 2018, con una caída del 42,4% de las exportaciones.

Lectura recomendada:

En 2020, las caídas alcanzaron el 80%, y favorecieron además el crecimiento por parte de competidores como Túnez y Portugal, que vieron crecer su actividad comercial en un 700% y 850%, respectivamente.

De acuerdo con las estimaciones del Gobierno de Andalucía, los aranceles han supuesto la desaparición del 70% de los aceites de oliva andaluces de los lineales, en los supermercados de los Estados Unidos.

Alcance de la suspensión y perspectivas de resolución del conflicto

La suspensión de los aranceles por parte de los Estados Unidos ha sido establecida con una duración de 4 meses, y abarca tanto a los productos aeroespaciales, como al resto de productos previamente sancionados.

Se trata de un primer paso hacia la resolución de un conflicto que se remonta más de quince años, y el regreso temporal a la normalidad en las relaciones comerciales. Sin embargo, la solución de este conflicto aún tiene un importante obstáculo que superar.

La Unión Europea, así como varios Estados miembros recurrieron en diciembre de 2019 la decisión de la OMC, de acuerdo con la cual estos seguían incumpliendo la normativa de dicha organización, respecto a las ayudas concedidas a Airbus.

Sin embargo, el examen y resolución de este recurso está bloqueado. Esto se debe a que los Estados Unidos se han negado a nombrar a los jueces del tribunal de solución de diferencias, encargados de dirimir dicho recurso.

Otros sectores beneficiados por la suspensión

La retirada temporal de los aranceles también beneficia a sectores como el vino, los lácteos, y los productos cárnicos, especialmente, los derivados del cerdo, tanto en lo concerniente a las carnes congeladas, como a las carnes frescas envasadas.

La Federación Española del Vino (FEV), por ejemplo, ha valorado el impacto de los aranceles en caídas del 9% y 4,5%, en el valor y volumen de sus exportaciones, respectivamente.

En definitiva, comienza un nuevo periodo de negociaciones, que podría suponer la restauración definitiva de la normalidad comercial entre los Estados Unidos y la Unión Europea.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler