Skip to content

Perspectivas del sector de aviación tras los efectos de la COVID-19

Sector-aviacion

Según las estimaciones de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), la industria aérea podría contraerse un 48% al cierre del presente ejercicio. Esto representa el crecimiento acumulado desde 2013.
En este artículo, vamos a hacer hincapié en el sector de las aerolíneas. No obstante, conviene recordar que la lista de afectados es más amplia, e incluye a operadores aeroportuarios, fabricantes, proveedores de mantenimiento, reparación y reacondicionamiento y, en general, toda la cadena de suministros de este sector.

Condiciones para la recuperación del sector

El sector del transporte aéreo se caracteriza por el uso intensivo de economías de escala y precisa altos niveles de ocupación para alcanzar la rentabilidad, en un régimen de precios bajos o moderados.
Por lo tanto, la recuperación está supeditada a la concurrencia de una serie de factores clave.

Garantía de seguridad

En primer lugar, es necesario que los distintos gobiernos nacionales coordinen las medidas a adoptar, de forma que se pueda ofrecer un entorno de seguridad para todos los viajeros.
Mientras no exista uniformidad en el control de la pandemia, es difícil que las aerolíneas puedan operar, debido al alto nivel de incertidumbre del mercado.


Levantamiento de las restricciones

Evidentemente, es imprescindible que las restricciones de movilidad y demás condiciones establecidas para que los desplazamientos tengan lugar sean revertidas. Hasta entonces, resulta muy difícil que las aerolíneas puedan ofrecer un servicio de forma rentable y sostenible.


Recuperación de la confianza del consumidor

Por último, no hay que olvidar que, incluso cuando se hayan levantado las restricciones y se disponga de una vacuna segura, la confianza de los consumidores podría tener un proceso de recuperación más lento.
De hecho, la realización de los viajes no solo está supeditada a la seguridad del desplazamiento, sino también a la de todo el ecosistema turístico. La industria hotelera y el sector del ocio en su conjunto necesitan, igualmente, recuperar el atractivo y la confianza de los viajeros.

Perspectivas de recuperación para el sector

Pasamos ahora a analizar los aspectos más destacados durante el proceso de recuperación del sector.

Cambios estructurales por los efectos de la pandemia

Aunque llegado el momento, sea posible restaurar unas condiciones del mercado análogas al periodo anterior a la pandemia, es posible que el sector deba abordar cambios estructurales.
Esto se debe a que la COVID-19 está influyendo en la perspectiva de los viajeros e incluso en la concepción del modelo de negocio del sector.

Reducción de los viajes de negocio en favor del teletrabajo

El segmento de los viajes de negocios es uno de los más rentables para el transporte aéreo. Sin embargo, las empresas y sus directivos se están adaptando a operar de forma remota.
Por ese motivo, es probable que los viajes internacionales, tan generalizados hasta ahora, pierdan importancia en el futuro o, en todo caso, se reanuden con notable lentitud.

Caída de los viajes de ocio como consecuencia de la recesión

Obviamente, la pandemia de la COVID-19 está teniendo consecuencias sobre el conjunto de la economía mundial.
El informe “Coping with COVID-19 in differing ways”, publicado por Allianz Research a mediados de año, estimó que el PIB mundial se contraerá un 4,7% en 2020.
En consecuencia, es probable que la demanda no se recupere de forma inmediata. En su lugar, será necesario superar la recesión y afrontar un nuevo periodo de crecimiento de la economía global.

Lectura recomendada:
Previsiones para que el PIB retorne a cifras pre-Covid-19

Para poner las cosas en perspectiva, la recuperación de la base de demanda de 2019 requerirá un crecimiento del 100% de la demanda estimada por la IATA para el presente 2020.

Reinvención de las líneas aéreas

Por otra parte, tal y como señala la publicación de Mapfre Global Risks “Perspectivas del sector de aviación tras los efectos de la COVID-19”, las líneas aéreas han necesitado reinventarse para lograr mantener un nivel operativo sostenible.
Así, han impulsado las actividades de transporte de carga o los vuelos de repatriación.
Además, hay segmentos como los correspondientes a las flotas gubernamentales, policía, extinción de incendios, ambulancias aéreas, fumigación, etc. que han mantenido niveles relativamente normales.

Recuperación regional y global a distinta velocidad

Dada la naturaleza sanitaria de la actual crisis, es probable que los viajes regionales recuperen la normalidad con mayor antelación que aquellos que tienen lugar a escala más global.
Esto se debe a que la adopción de medidas sanitarias de seguridad puede realizarse más eficazmente dentro de cada una de las circunscripciones nacionales.
En consecuencia, uno de los desafíos del sector va a ser el de lograr operar, durante un tiempo, con una flota más dispersa y, probablemente, más costosa.

Caída del coste del combustible como factor de reactivación

Finalmente, la IATA señala que la evolución del precio del crudo es uno de los factores más relevantes en la estructura de costes del sector del transporte aéreo. Una fluctuación de precio como la que ha experimentado este producto en 2020podría suponer un revulsivo para la sostenibilidad y recuperación del mismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler