oportunidades en el sector turístico

Según los recientes datos del INE sobre el sector turístico, la afluencia de turistas extranjeros en España cayó el pasado mes de julio por segundo año consecutivo, especialmente lastrada por una bajada en la llegada de británicos y alemanes.

Sin embargo, el bagaje en lo que va de año sigue siendo muy positivo, como reflejan otros indicadores que voy a presentarte en este artículo.

Posibles causas del descenso en la llegada de turistas

Concretamente, el pasado mes de julio visitaron España un total de 9,9 millones de turistas extranjeros. Esto representa un 1,3% menos que la cifra de 2018, así como un 6% menos que en 2017; año en que se batió el récord histórico con 10,5 millones de turistas durante ese mes.

No obstante, conviene señalar que 2018 logró, finalmente, batir el récord histórico anual de turistas extranjeros,
por lo que la caída del mes de julio fue compensada a lo largo del año.

Dicho esto, la caída en la afluencia veraniega ha sido atribuida a una serie de factores específicos:

Ola de calor centroeuropea

El año pasado, Europa experimentó una ola de calor que pudo contribuir a que parte de los turistas centroeuropeos optasen por disfrutar de las vacaciones en sus países de origen.

Este año, la climatología ha experimentado una evolución similar, por lo que puede haber influido de igual manera en los desplazamientos de turistas provenientes de esta región del continente.

Esta reducción se ha dejado notar especialmente entre los países nórdicos -un 12,4% menos-, los suizos -un 8,6% menos-, los holandeses -un 4,82% menos-, y los portugueses -un 3,05% menos.

Estabilización política en los países árabes

Por otro lado, países como Turquía, Egipto y Túnez han recuperado la estabilidad política, y el precio de sus destinos costeros resulta más competitivo que el español.

Tal y como señalamos en el artículo “Perspectivas para el sector turístico”, el turismo español ha sido uno de los grandes beneficiados por la inestabilidad política generada como consecuencia de la “Primavera Árabe”. La superación de este conflicto permite augurar una mayor competencia por parte de estos países limítrofes con Europa.

Caída en los mercados tradicionales

Históricamente, los principales mercados para el turismo extranjero en España han sido el británico y el alemán.
La cuestión es que ambos mercados están afrontando una notable incertidumbre.

  • Por una parte, la devaluación de la libra -en gran medida como consecuencia del Brexit- ha reducido el poder adquisitivo de los británicos y, por tanto, su presupuesto vacacional.
  • Por otra parte, Alemania está bajo la amenaza de la recesión, lo cual también puede estar ejerciendo una influencia negativa en el hábito turístico de los teutones.

El resultado es que, durante el mes de julio, el número de turistas británicos y alemanes cayó en julio un 2,6% y un 3%, respectivamente.

Inercia positiva en el gasto turístico

Pese a esta leve caída en el volumen de turistas que llegaron a España durante el comienzo del verano, el gasto turístico ha mantenido su ritmo de crecimiento.

De hecho, los turistas desembolsaron en julio más de 11.980 millones de euros en España, lo que supone un 2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Además, el incremento del gasto medio por cada turista se situó en 1.212 euros, y 160 euros diarios, lo que representa un aumento del 4,9% respecto a 2018.

En términos globales, y de acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Turismo, el saldo acumulado hasta el mes de julio alcanzó los 52.360 millones de euros, superando en un 3,3% la cifra del año pasado.

Oportunidades de negocio en el sector turístico

Ahora que contamos con una perspectiva de la situación, comprobemos las principales oportunidades de crecimiento del sector turístico

Apertura de nuevos mercados

Pese a la caída en los principales mercados del turismo extranjero, no se debe pasar por alto que España está logrando abrirse camino en nuevos mercados.

La afluencia de turistas rusos se incrementó en julio un 5,21%, y la llegada de turistas procedentes de los Estados Unidos se disparó un 19,8%.

Nueva oferta turística de carácter cultural

Según el “I Informe Analítico del Sistema Turístico Español” publicado por la Escuela Negocios y Estrategia (n+e), España está enriqueciendo su oferta turística con una mayor oferta de carácter cultural. Concretamente, el informe destaca el impulso adquirido por el turismo de festivales.

Esta diversificación en la oferta es un acertado recurso para incrementar la competitividad del sector, el cual está aún muy apalancado en la oferta costera.

Turismo deportivo

Finalmente, el turismo deportivo está mostrando un excelente comportamiento.

De acuerdo con el Ministerio de Turismo, el turista deportivo extranjero ha aumentado su presencia en más de un 67% a lo largo de la última década, y su nivel de gasto económico es muy superior al del turista convencional.

Lectura recomendada:
Oportunidades del turismo deportivo

En conclusión, el sector turístico español está mostrando capacidad para atraer un turismo extranjero que ofrece mayor rentabilidad.

Y lo que es más importante, está sabiendo mantener la senda del crecimiento, pese al incremento de la competencia por parte de otros destinos de la región y la concurrencia de otros factores adversos.