Skip to content

Cómo asegurar el éxito de tus exportaciones con un seguro de crédito

Exportaciones Solunion

España es un país de vocación exportadora. En efecto, en los últimos años hemos conseguido reducir la brecha entre importación y exportación. Es por ello que muchas empresas españolas vuelven a encontrar en el exterior una fuente de ingresos para apuntalar su recuperación económica.

Si tu empresa se dedica a las exportaciones o estás planificando la salida a otros mercados, debes asegurarte de que el riesgo asumido está bajo control.

La eterna dualidad en el comercio internacional: competitividad y riesgo en las exportaciones

El mayor dilema que afronta cualquier empresa exportadora es la necesidad de encontrar un equilibrio entre la gestión del riesgo y la competitividad de sus precios y medios de cobro.

Necesidad de competitividad

Actualmente, estamos asistiendo a una apertura del mercado internacional, con la sucesión de acuerdos de libre comercio y la eliminación de barreras arancelarias. Esto supone un mayor nivel de competencia por parte de empresas de todo el mundo, que ahora operan en un mercado global.

En ese contexto, resulta imprescindible poder ofrecer al cliente importador unas condiciones competitivas que garanticen el cierre del trato y propicien la consolidación de una relación comercial de largo plazo.

Dos de las principales variables que determinan la competitividad de la oferta son el precio y las facilidades de pago. Aquí se incluyen el mecanismo de pago y la financiación del mismo.

Desgraciadamente, no todas las oportunidades de negocio son igualmente prometedoras. Cada potencial cliente y país suponen un mayor o menor nivel de riesgo que debe ser gestionado.

Necesidad de gestión del riesgo en las exportaciones

La gestión del riesgo es la otra cara de la moneda en el ámbito de la exportación. Cuando se transportan y venden mercancías a otros países, se está asumiendo un conjunto de riesgos. Estos deben ser sopesados, controlados e incluso neutralizados en la medida de lo posible.

Además del riesgo de solvencia, existen muchos y variados motivos por los cuales el cliente importador puede fallar en sus pagos.

  • Problemas de insolvencia, cash flow o quiebra.
  • Fluctuaciones de la divisa, que encarecen la operación.
  • Inconvertibilidad de la moneda local.
  • Desastres naturales.
  • Deterioro de la economía de la región.
  • Estallido de conflictos armados.
  • Sanciones internacionales.
  • Cambios legislativos que afecten al comercio internacional.
  • Trabas burocráticas y corrupción.

Este conjunto de fenómenos se engloban dentro de los riesgos políticos/país y riesgos extraordinarios que afectan a cualquier operación de comercial internacional.

¿Por qué necesitas un seguro de crédito a las exportaciones?

El seguro de crédito a las exportaciones es una de las herramientas más eficaces a la hora de gestionar los riesgos e incrementar la competitividad de tu empresa en su actividad internacional.

El seguro de crédito a la exportación como garante de cobro

Por supuesto, el principal objetivo del seguro de crédito a la exportación no es otro que garantizar el cobro del crédito que se concede al cliente importador.

No obstante, esta garantía no se limita al hecho de indemnizar los posibles impagos que tengan lugar por parte de determinados clientes. También se basa en la prevención y la ejecución. Así, la póliza de un seguro de crédito permite:

  • Acceder a una base de datos en la que se detalla el nivel de riesgo que se está asumiendo según el país, sector y la propia solvencia del potencial cliente. De esa manera, es posible hacer una mejor planificación del límite de crédito y plazo de pago que se concede a cada cliente.
  • Beneficiarse de acciones de recobro ejecutadas por la aseguradora, en caso de que se presenten dificultades para el cobro de los créditos pendientes. Disponer del apoyo de una aseguradora internacional como Solunion supone contar con la ayuda de personal local experimentado, conocedor de la normativa, burocracia y costumbres del país en cuestión.

El seguro de crédito a la exportación como herramienta de ventas

Al dotar a tu empresa de un seguro de crédito a las exportaciones, también estás incrementando su nivel de competitividad. Es posible flexibilizar los términos de pago, ampliando los plazos y líneas de crédito e incluso optando por métodos de pago que requieran una menor tramitación y supongan un coste más reducido.

El resultado es que el cliente importador puede llevar a cabo operaciones que supongan un mayor volumen de contratación. Esto también te permitirá mejorar el rendimiento de la cadena de suministro, reduciendo el coste unitario de los productos mediante:

  • El incremento del volumen de los pedidos a tus propios suministradores.
  • La contratación de un transporte internacional de mayor envergadura.

También podrás penetrar con mayor rapidez en el país de destino, ampliando la cartera de clientes e incrementando el reconocimiento local de tu marca.

El seguro de crédito a la exportación como herramienta financiera

Finalmente, la exposición o concentración de riesgos en determinados países extranjeros queda neutralizada gracias a la póliza del seguro, la cual fortalece el balance de tu empresa.

Esto te permite mejorar el perfil crediticio de tu empresa a los ojos de las entidades financieras, a la hora de solicitar préstamos y contratar factoring u otros productos semejantes.

En definitiva, el seguro de crédito a la exportación puede convertirse en una eficaz herramienta que te permita garantizar el cobro de los créditos concedidos a tus clientes y conseguir una ventaja competitiva.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler

¡No te vayas todavía!

Aprovecha la recuperación económica y activa tu negocio.