Skip to content

Conflicto entre España y Argelia: motivos políticos y económicos

Crisis entre Argelia y España

El pasado mes de junio, Argelia anunció la suspensión del Tratado de Amistad con España. Este es un acuerdo vigente desde 2002 para la cooperación política y comercial entre ambos países.

La ruptura de este acuerdo ha puesto en peligro el abastecimiento de gas en España, lo que supone agravar la crisis energética acontecida como consecuencia de la guerra entre Ucrania y Rusia.

Conviene recordar que, hasta este año, Argelia ha sido el principal suministrador de gas natural para España. Tan solo recientemente ha sido superada por los Estados Unidos.

Apoyo de España a Marruecos en el Sáhara Occidental

El Sáhara Occidental, territorio al sur de Marruecos, ha sido motivo de conflicto entre este país y Argelia desde hace varias décadas debido a la reclamación de independencia por parte del pueblo saharaui.

Tras la retirada española de esta colonia en 1975, el Frente Polisario -que representa los intereses del pueblo saharaui- declaró la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Sin embargo, Marruecos ocupó el territorio, lo que dio lugar a un largo conflicto armado.

Escala internacional del conflicto en Sáhara Occidental

Vale la pena señalar que, en 1991, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoció el derecho del pueblo saharaui a la celebración de un referéndum de autodeterminación.

No obstante, Marruecos se ha negado a este referéndum y en el año 2007 propuso un plan de autonomía para la región como alternativa a la independencia.

Por su lado, Argelia ha demostrado su apoyo al Frente Polisario. Llegó a suministrar armas durante el conflicto armado entre Marruecos, Argelia y Sáhara Occidental, que se prolongó hasta el alto el fuego de 1991.

La realidad es que ambos países se disputan el control sobre esta región, lo cual ha suscitado el posicionamiento de otros países hasta transformarse en un conflicto de escala internacional.

Países como Estados Unidos y Francia se han mostrado a favor de Marruecos, mientras que Rusia y Venezuela han apoyado a Argelia.

España se había mostrado neutral respecto al conflicto, defendiendo un referéndum de autodeterminación que fuese acordado por todas las partes. Sin embargo, el pasado mes de junio, y mediante misiva enviada al rey de Marruecos, Mohamed VI, España reconoció el plan de autonomía marroquí, definiendo el Sáhara Occidental como una región autónoma dentro del territorio de Marruecos.

Se trata de la primera vez en la que España ha mostrado su apoyo explícito a Marruecos, lo cual ha suscitado críticas en la política nacional, al rechazo de la ONU y la mencionada reacción argelina.

Denuncia de la Unión Europea de la decisión de Argelia

Tras la decisión argelina de suspender el tratado de cooperación, España solicitó el apoyo de la Unión Europea. Poco después, la Comisión Europea reclamó a Argelia la revisión de su decisión, argumentando que podía suponer la vulneración de las leyes comerciales europeas, lo cual podría acarrear sanciones por parte de todo el bloque comunitario.

En esta línea, recordó que la Unión Europea es el principal socio comercial de Argelia, pues acumula el 46% de las exportaciones argelinas de acuerdo con las cifras de 2019.

Mantenimiento de las relaciones comerciales entre España y Argelia e incertidumbre

El Gobierno argelino no tardó en manifestar que mantendría las relaciones comerciales con España y el resto de la Unión Europea. No obstante, reafirmó su desacuerdo político con España. En efecto, el suministro de gas por parte de Argelia no se ha visto alterado, pero la preocupación en torno al futuro de las relaciones comerciales sigue presente, especialmente ahora que los precios de la energía están disparados.

Motivos del cambio de política de España

El giro en la postura española se debe a factores tanto políticos como económicos. Para empezar, España mantiene importantes tratados comerciales con Marruecos así como acuerdos de colaboración en materia migratoria. En 2021, sin embargo, tuvo lugar un hecho que suscitó una crisis política entre ambos países.

Crisis en la política fronteriza

El secretario general del Frente Polisario, Brahim Gali, fue hospitalizado en una clínica de Logroño, enfermo de la COVID-19. Este suceso fue llevado en secreto por parte de las autoridades españolas pero, finalmente, fue revelado por los medios de comunicación.

Marruecos lo consideró un acto de apoyo al Frente Polisario y, poco después, se detectó un fuerte incremento del tránsito migratorio ilegal en el paso fronterizo de Ceuta. El resultado fue una grave crisis migratoria.

El cambio de postura español respecto al Sáhara Occidental se ha interpretado como una medida para restaurar la cooperación con Marruecos en la política fronteriza.

Cierre del gasoducto argelino en Marruecos

En 2021, también tuvo lugar el recrudecimiento del conflicto entre Marruecos y Argelia. Esto se saldó con la decisión argelina de cerrar el gasoducto que pasa por Marruecos, lo cual supuso, de forma indirecta, limitar el abastecimiento español.

Fue entonces cuando España comenzó a incrementar el suministro por vía marítima proporcionado por Estados Unidos.

Acercamiento a Estados Unidos

Como consecuencia, Estados Unidos se ha convertido en el principal suministrador de gas para España. Por lo tanto, el gesto español también puede ser interpretado como una maniobra de acercamiento a los intereses norteamericanos, que se han mostrado favorables con Marruecos.

Peligro de crisis energética

Finalmente, esta decisión ha abierto un conflicto con Argelia, que no está carente de riesgos. Por un lado, Argelia ha comenzado a favorecer la exportación a otros países como Italia, desde donde el gas puede llegar al resto de Europa más rápidamente al no tener que pasar por España.

Además, las sanciones contra Rusia limitan el margen de maniobra de España para abastecerse en el mercado gasístico internacional.

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas