Skip to content

¿Cómo calcular el plazo de recuperación de la inversión o payback?

calcular el plazo de recuperación de la inversión

Una de las formas más eficaces de valorar el nivel de riesgo es calcular el plazo de recuperación de la inversión o payback. Toda inversión llevada a cabo por tu empresa debe ser fruto no solo de una evaluación de su rentabilidad potencial, sino también de los riesgos que entraña.

Cálculo del payback

Para llevar a cabo el cálculo del periodo de recuperación de la inversión se ha de tener en cuenta la suma de los flujos de caja líquidos previstos para cada año, hasta que el importe de dicha suma alcance el valor de la inversión. Para ello, podemos aplicar una sencilla fórmula que relaciona la inversión inicial y el resultado promedio del flujo de caja. Es decir:

PRI = Inversión inicial / Resultado promedio del flujo de caja

Ahora bien, se deben tener presentes diferentes escenarios.

Payback para flujos de caja constantes

En el caso de que se prevea que los flujos de caja sean los mismos cada año, la fórmula para el cálculo del payback sería la siguiente:

PRI = Io / F

“Io” representa la inversión inicial y “F” el valor de los flujos de caja.
A modo de ejemplo, si nuestra inversión inicial asciende a 100.000 euros, y el flujo de caja anual se sitúa en los 20.000 euros, el periodo de recuperación de la inversión sería de 5 años.

PRI = 100.000 / 20.000 = 5

Payback para flujos de caja diferentes

Si la previsión es que los flujos de caja anuales sean diferentes, entonces la fórmula a aplicar se enuncia de la siguiente manera:

PRI = a + [(Io – b) / Ft]

En este caso “a” se refiere al número de períodos que preceden a aquel en el que se completa la recuperación del desembolso inicial. Por su parte “b” se corresponde con la suma de los flujos de caja hasta llegar al final del periodo correspondiente a “a”. Por último Ft representa el valor del flujo de caja generado el año en el que se consolida la recuperación de la inversión. Recuperando el ejemplo anterior, supongamos que los flujos de caja anuales son de 40.000, 30.000 y 50.000 euros, durante los primeros tres años. En este caso, durante los primeros dos ejercicios, el flujo de caja permite recuperar 70.000 euros, por lo que tan solo restan 30.000 euros para la recuperación de la inversión. Sin embargo, durante el tercer ejercicio, el flujo de caja generado supera los 30.000 euros. En este caso, el payback resultante sería de 2,4 años.

PRI = 2 años + [(100.000 – 80.000) / 50.000] = 2,4 años

Principales ventajas de la utilización del payback

Este indicador resulta especialmente útil para medir y comparar el riesgo de diferentes opciones de inversión, gracias a la simplicidad de su cálculo.

Simplicidad de cálculo para la estimación del riesgo

Tal y como hemos visto, el cálculo del periodo de recuperación es especialmente sencillo. Esto resulta muy útil en aquellos casos en los que el nivel de incertidumbre es muy elevado o se desconoce el tiempo durante el cual podremos explotar la inversión realizada. Al conocer el tiempo mínimo de recuperación de la inversión, es más sencillo decidir en torno al riesgo que esta supone.

Elección entre diferentes alternativas

En caso de que debamos decidir entre varias opciones de inversión, el cálculo del periodo de recuperación permite hacer una comparativa rápida de las mismas. En primer lugar, se ha establecer un periodo de recuperación máximo como primer filtro para descartar aquellas alternativas que exijan plazos demasiado elevados. Una vez identificadas aquellas inversiones cuyo payback se adecue a nuestras preferencias, podremos entonces prestar atención a otros atributos de cada proyecto.

Desventajas de la utilización del payback

Por otro lado, el periodo de recuperación de la inversión también plantea algunos inconvenientes, por lo que es imprescindible contar con otros recursos de valoración.

Omisión del valor del dinero con el paso del tiempo

La inflación genera un efecto reductor en el valor del dinero; es decir, un euro hoy no vale lo mismo que un euro mañana. Sin embargo, las fórmulas para calcular el plazo de recuperación de la inversión no tienen en cuenta el paso del tiempo sobre el valor del dinero.

Omisión de los flujos de caja posteriores a la recuperación de la inversión

El cálculo del payback no es un buen indicador de la rentabilidad de una inversión. Esto se debe a que no toma en consideración los flujos de caja generados una vez se ha recuperado la inversión inicial.

Si sólo se utilizase el payback como criterio para seguir adelante con una inversión, podrían estar dejándose de lado proyectos que generen una mayor rentabilidad futura con el paso del tiempo.

Por ese motivo, es recomendable combinar este indicador con otros, como el VAN y la TIR, a fin de contar con una valoración más completa de la inversión.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler