10 terminos que debes conocer para no quedarte atras en la digitalizacion de tu empresa

Según cifras del reciente informe publicado por la firma IDG “2018 State of Digital Business Transformation”, el 55% de las startups ya dispone de una estrategia de negocio digital, frente a solo el 38% de las empresas tradicionales.

Si no quieres que tu negocio se quede atrás, necesitas familiarizarte con una serie de conceptos básicos.

Por otro lado, si quieres completar la información de este artículo, también te recomiendo esta otra lectura:

Tendencias de la transformación digital para 2018

Términos que debes conocer para no quedarte atrás en la transformación digital de tu empresa

Experiencia de usuario (UX)

Este concepto alude a todo el conjunto de factores que determinan la calidad de la experiencia de una persona al interactuar con los productos o activos digitales de una empresa, ya se trate, por ejemplo, de un software, una página web o una app móvil.

En este sentido, uno de los factores más relevantes es la facilidad de uso de la herramienta o activo digital. No obstante, la experiencia de usuario debe ser entendida de forma más global, incluyendo aspectos como la estética, la velocidad de carga, la calidad del contenido, etc. Por ejemplo:


De acuerdo con el “2015 B2B Web Usability Report”, publicado por Huff Industrial, Komarketing y Buyer Zone, el 52% de los usuarios desea disponer de una sección “sobre nosotros” en la website de la empresa que está visitando.


Según cifras publicadas en Think with Google, el 52% de los usuarios afirma que una experiencia móvil deficiente disminuye las probabilidades de relacionarse con la empresa.

Inteligencia Artificial (IA)

El apogeo de la Inteligencia Artificial ha supuesto un antes y un después en la transformación digital de las empresas. Esto se ha debido, en parte, al incremento en la capacidad de procesamiento de la información, gracias al Cloud Computing, del que hablaré más adelante.

La IA puede considerarse una tecnología capaz de aprender de la información que registra, para después proceder a la ejecución de tareas de forma autónoma. Esto no sólo permite liberar de tareas de carácter repetitivo a los empleados, sino que también les ayuda a detectar patrones y tendencias imperceptibles, de cara a la toma de decisiones.

Según el informe “Artificial Intelligence Index”, publicado por la Universidad de Stanford en 2017, el número de puestos de trabajo que requieren habilidades en este campo se ha multiplicado por 4,5 en el último lustro.

Lecturas recomendadas:

Retos de la Inteligencia Artificial en España

Inteligencia artificial también para pymes

Machine Learning y Deep Learning

Tanto el Machine Learning como el Deep Learning son campos de la Inteligencia Artificial.

Los programas dotados con estas tecnologías son capaces de optimizar su rendimiento tras ser expuestos a nuevos datos progresivamente. Es más, en el caso del Deep Learning, el software es capaz de crear y modificar sus criterios de decisión conforme “aprende”, logrando así superar las limitaciones iniciales de su programación.

Ciberseguridad

Durante los últimos años, la ciberseguridad se ha convertido en una de las mayores preocupaciones del mundo corporativo.

De hecho, he publicado varios artículos al respecto:

Cibercrimen y deficiencias en la seguridad de la información

Las 3 mayores ciberamenazas para PYMES en 2018

El proceso de transformación digital de tu negocio requiere dotarse de la infraestructura apropiada para proteger la información atesorada. Es más, la pérdida de estos datos, ya sea como consecuencia de un accidente o un acto criminal, puede afectar a la continuidad del negocio.

Según el informe “Business Continuity”, publicado por la firma IDC en 2015, el 80% de las Pymes analizadas ha sufrido algún tipo de caída del servicio, y cada uno de estos incidentes acarrea una pérdida económica de entre 82 000 y 256 000 dólares.

Internet de las cosas (IoT)

La proliferación de dispositivos móviles, la cada vez mayor capacidad de análisis de datos y la tecnología en la nube han sido los tres catalizadores del Internet de las cosas.

La Industria 4.0 es un perfecto ejemplo de la aplicación práctica del IoT, mediante la conexión a la red de toda clase de dispositivos. Estos recogen valiosa información que después es utilizada para la toma de decisiones basadas en datos.

En cualquier caso, hoy en día, cualquier sector puede beneficiarse de esta disruptiva tecnología.

Big Data

El Big Data se refiere a enormes volúmenes de datos estructurados y desestructurados que las empresas recogen e incluso crean como consecuencia de su actividad.

Se ha hablado de este concepto a lo largo de la última década. Sin embargo, hasta hace relativamente poco tiempo, la mayor parte de las empresas no lograban extraer suficiente valor de semejante cantidad de información.

El artículo “The biggest data challenges that you might not even know you have” publicado en 2016 por IBM, dejaba constancia de ello.

Afortunadamente, gracias al Cloud Computing y la Inteligencia Artificial, el Big Data se ha convertido en uno de los activos más valiosos de cualquier negocio.

Cloud Computing

La nube ha supuesto un cambio radical para el funcionamiento de las empresas.

Por un lado, y gracias a la proliferación de los modelos SaaS (Software as a Service), tu empresa puede acceder a herramientas digitales con un coste de entrada muy reducido, y sin necesidad de llevar a cabo las tradicionales y enormes inversiones en infraestructura IT.

Por otro lado, la movilidad de los empleados se ha multiplicado, gracias a la posibilidad de acceder a las herramientas y bases de datos de forma remota.

Movilidad y acceso remoto

Estos dos conceptos están íntimamente relacionados. Actualmente, los empleados de tu empresa pueden conectarse a las aplicaciones digitales del negocio desde cualquier parte del mundo. Tan solo necesitan disponer de un dispositivo y conexión a Internet.

Esto tiene consecuencias directas sobre la productividad del negocio, así como respecto el acceso al talento disponible. Ahora, los empleados pueden colaborar en un mismo proyecto en tiempo real, con independencia de cuál sea su localización. Además, tu empresa puede contratar a profesionales de cualquier rincón del planeta, con independencia de su ubicación geográfica.

Marketing Automation

El concepto de marketing automation alude a un conjunto de herramientas que permiten automatizar la relación con los clientes y, especialmente, el proceso de compra a lo largo de todo el embudo de conversión. Esto incluye los recientes chatbots de Inteligencia Artificial y, especialmente, las campañas de email marketing.

Gracias a la utilización de plataformas que integran CRMs y herramientas de email marketing, es posible crear flujos de email automatizados y altamente personalizados.

Dependiendo de cuál sea el tipo y nivel de interacción de los prospectos con tu empresa, estos reciben una serie de contenidos y propuestas comerciales específicas en su bandeja de correo electrónico, de forma automatizada.

El resultado es una notable reducción de la carga de trabajo para el equipo comercial, así como un incremento de las ventas, gracias a la personalización de las propuestas formuladas a los clientes.

Desarrollo ágil

Por último, tanto las metodologías como, especialmente, las plataformas de desarrollo ágil, han supuesto un salto cualitativo en la capacidad de las empresas para dotarse de soluciones digitales.

Tradicionalmente, los departamentos de IT se veían obligados a acometer costosos proyectos de desarrollo de software personalizado; o bien debían someterse a las soluciones estándar ofrecidas por los proveedores.

Las plataformas de desarrollo ágil han permitido, sin embargo, que tanto el personal informático, como los empleados sin conocimientos técnicos, puedan crear y personalizar sus propias aplicaciones. Semejante nivel de adaptación está suponiendo una importante ventaja competitiva para aquellas empresas que saben aprovecharla.