Skip to content

Desafíos y oportunidades de exportar a América Latina

Exportar a América Latina

A lo largo de los últimos 15 años, América Latina se ha transformado en un importante foco de comercio e inversión internacional.

De hecho, la inversión extranjera directa en la región ha experimentado crecimientos anuales de dos dígitos, con especial incidencia en Brasil, México, Chile y Colombia.

Hasta hace no tanto tiempo, las economías de los países latinos estaban sometidas a todo tipo de restricciones arancelarias que dificultaban el movimiento de mercancías. Sin embargo, los sucesivos acuerdos de libre comercio y el fortalecimiento de los sectores estratégicos –como la banca, la energía y las telecomunicaciones- han terminado por consolidar economías muy prometedoras, y con la consiguiente capacidad importadora.

No obstante, el PIB de la región y el PIB per cápita han crecido en torno al 4% y el 2,3% de tasa anual respectivamente durante casi una década

Principales países y sectores de oportunidad para exportar a América Latina

Panamá

Este pequeño país centroamericano ofrece una envidiable estabilidad política, la segunda zona franca más grande del mundo después de Hong Kong y toda clase de incentivos fiscales y tributarios.
Además, durante los últimos años, el gobierno ha llevado a cabo fuertes inversiones en su red logística y de transporte.
Entre muchos de los sectores de oportunidad, cabe destacar los equipos y maquinaria de construcción, los servicios a empresas, la estética, la ingeniería y el transporte.

Perú

El crecimiento experimentado durante los primeros años de la presente década permitió que los niveles de consumo en Perú se extendieran más allá del límite tradicional de la capital del país.
Entre los sectores de oportunidad, podemos destacar las actividades agrícolas, forestales y agroalimentarias, los equipos y maquinaria de construcción, la pesca, la informática empresarial, la maquinaria textil, las telecomunicaciones y la electrónica.

Colombia

El sector de la construcción ha impulsado la economía colombiana durante varios años, a lo que se une su rica biodiversidad y el crecimiento de la demanda interna.
Los sectores de oportunidad destacables son los equipos y materiales de construcción, la infraestructura hotelera, el turismo de salud, la automoción, las instalaciones eléctricas, la cosmética y productos de aseo personal, el software y servicios IT, o la industria de comunicación gráfica.

Chile

Por su parte, el pequeño mercado chileno ha experimentado un gran auge en los sectores del comercio, la construcción, los servicios y la industria manufacturera. Actualmente, hay una fuerte demanda en los sectores de la construcción, los equipos de minería, la energía, la alimentación gourmet, el medioambiente, y el tratamiento de aguas.

Brasil

Finalmente, Brasil es un enorme mercado de casi 200 millones de habitantes, de los que más de la mitad son de clase media.
Sus proyectos de inversión han estado vigentes hasta el año 2017, con más de 150 000 millones destinados a logística, energía, así como obra social y urbana.
Entre los muchos sectores de oportunidad, podemos mencionar la construcción, los muebles y la decoración, las energías renovables, el mobiliario urbano, la industria hotelera, las instalaciones eléctricas, las aplicaciones informáticas, la seguridad y vigilancia, los sistemas de pago y el saneamiento.

Desafíos para la exportación a América Latina

Pese al apogeo económico de la región, aún persisten determinados problemas crónicos que suponen un importante desafío para las exportaciones.

Deficiente calidad de la logística y el transporte

Aunque América Latina cuenta con algunas de las instalaciones portuarias más relevantes del planeta, así como el importante canal de Panamá, el resto de las infraestructuras logísticas y de transporte interno todavía presentan serias deficiencias.
La insuficiencia de las redes logísticas contribuye a encarecer las operaciones comerciales. De hecho, la OCDE estima que los costos relacionados con el transporte representan entre el 18% y el 25% del valor del producto, lo cual duplica e incluso quintuplica el impacto que estos costes tienen en los países de la OCDE.

Necesidad de una regulación que favorezca los entornos de negocios

Las normativas aún presentes en muchos países adolecen de la flexibilidad necesaria para crear entornos idóneos para la creación de negocio, incluyendo las operaciones de comercio internacional.
A menudo, la carga burocrática puede resultar asfixiante, a lo que se une la falta de transparencia y claridad de gran parte de las normas reguladoras.

Corrupción sistémica

La corrupción está fuertemente arraigada dentro de las estructuras políticas de muchos países de América Latina.
En el presente y pasado más inmediato podemos mencionar la situación política que atraviesa Brasil. Éste es uno de los países en desarrollo con más potencial de crecimiento y cuenta con una población con notable capacidad de consumo. Desgraciadamente, su evolución está viéndose lastrada por los continuos casos de corrupción que han salpicado a las más altas esferas del órgano administrativo y de gobierno.

Inestabilidad política y riesgo divisa

La estabilización política en buena parte de América Latina es aún una importante asignatura pendiente, que está evolucionando de forma muy dispar.
Por ejemplo, el proceso de pacificación en Colombia contrasta con el profundo deterioro experimentado por México. El nivel de seguridad en este último país ha caído en picado, con el consiguiente incremento de la criminalidad.
Por otro lado, países como Venezuela y Argentina constituyen focos de inestabilidad desde muchas perspectivas. La inflación venezolana lleva años fuera de control, lo que ha terminado por desencadenar una tensión que amenaza con romper la paz civil dentro del país.
Recientemente, Argentina se ha visto obligada a solicitar ayuda al Banco Mundial, con el recuerdo aún reciente de la intervención que tuvo lugar hace algunos años, así como el célebre corralito financiero.
La situación en ambos países supone, igualmente, un factor del riesgo divisa que no puede ignorarse.
Los seguros de crédito constituyen una de las herramientas más efectivas a la hora de neutralizar este conjunto de riesgos, y crecer de forma segura en todos los países de la región.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler